Teatro

Esa hermosa negrura

  • María Adánez y Ana Marzoa protagonizan este jueves en el Villamarta el estreno nacional de ‘Divinas palabras’

  • José Carlos Plaza dirige el nuevo montaje de la obra de Valle-Inclán

El elenco al completo de ‘Divinas Palabras’ acudió este miércoles al Teatro Villamarta para presentar dicha obra, coproducida por el Centro Dramático Nacional (CDN) y Producciones Faraute, bajo la dirección de José Carlos Plaza y que se estrenará a nivel nacional este jueves, 9 de mayo, a las 20,30 horas, en el coliseo jerezano. 

El director de escena también es autor de la versión de la obra, que cuenta con un reparto “de lujo”, María Adánez, Javier Bermejo, Alberto Berzal, María Heredia, Chema León, Carlos Martínez-Abarca, Ana Marzoa, Diana Palazón, Luis Rallo, José Luis Santar y Consuelo Trujillo

La directora del Villamarta, Isamay Benavente, dio la bienvenida y destacó que es “un grandísimo honor que el productor Celestino Aranda haya decidido estrenar esta obra inmensa aquí en Jerez, en el Villamarta, productora con la que tenemos una relación desde hace muchos años. Y contar con José Carlos Plaza como director de escena pues es también un lujazo”.  

Francisco Camas, teniente de Alcaldesa de Urbanismo, Dinamización Cultura, Patrimonio y Seguridad, dijo ante los medios de comunicación que es “un honor y una alegría” que el estreno nacional de esta obra de Valle-Inclán tenga lugar en el coliseo jerezano. “Estamos ante un espectáculo de primerísimo nivel”, añadió el delegado municipal, al tiempo que invitó a los jerezanos a asistir a este “importante acontecimiento cultural”.

José Carlos Plaza destacó la importancia del texto de Valle-Inclán como una de las obras maestras de la literatura junto a ‘Luces de bohemia’ (también del mismo autor) ; y ‘Yerma’ y ‘La casa de Bernarda Alba’, ambos títulos pertenecientes a Federico García-Lorca. No obstante, el director de escena reivindicó la actualidad de ‘Divinas palabras’ a través de un retrato social de un país con una estética de “pintura negra” donde se exponen “todas las miserias físicas y morales” de un amplio espectro de personajes. Ese sentido del esperpento, ese “humor negro” que está presente en la pintura de Goya, Buñuel o Solana es la estética teatral por la que se decanta el autor gallego a la hora de escribir ‘Divinas palabras’.

“En teatro es muy difícil transmitir el esperpento”, reconoció José Carlos Plaza. No obstante, “creo que lo hemos conseguido”, añadió. Ello obedece a que cuenta con un elenco artístico “que ha sido humilde y me han seguido”. Y es que resulta “complicado” para un actor no dejarse guiar por las emociones. Por encima de ello, José Carlos Plaza ha situado el texto, elaborado con un lenguaje que calificó de “lo más hermoso que ha escrito por Valle-Inclán. Es un poema oír a los actores en el escenario y nunca tendré palabras de agradecimiento para lo que han hecho”.

Su primer objetivo a la hora de afrontar este nuevo montaje de ‘Divinas palabras’ fue “intentar formar un equipo artístico”. Una vez superado este primer obstáculo, José Carlos Plaza ha ideado un espectáculo “brutal y falto de pudor en todos los sentidos”, en consonancia con un mundo actual que “nos empuja a ser peores como seres humanos, más agresivos”.

Con esta visión extrema busca “tocar el alma del espectador”, al tiempo que hace un “llamamiento a favor de la cultura” en sintonía con el texto de Valle-Inclán. A este respecto, criticó que “ningún político haya hecho una defensa de la cultura en estos tiempos”. A su juicio, “el gran grito” que expresa el autor en ‘Divinas palabras’ es mostrar cómo un pueblo “tiene castrada su capacidad de conocimiento”. Esa ignorancia permite al poder eclesiástico usar el latín “como lenguaje de dominación”. Valle-Inclán habla del “desconocimiento, de un pueblo inculto dominado por esa palabras. Un grito de Valle que también es el nuestro, porque un pan o una comida son tan importantes como un libro”. 

“Ha sido un trabajo duro, intenso, pero satisfactorio”, señaló María Adánez (que interpreta a María Galia, además de otros pequeños papeles). “Hemos trabajado desde la honestidad”, dijo a modo de representación de todo el elenco artístico. Destacó que los personajes representados en la obra “se mueven por los instintos” y que hay “poca humanidad en todos ellos”.

Tras señalar que es la primera vez que se pone a las órdenes de José Carlos Plaza, indicó que su personaje de María Galia es una “mujer superviviente, instintiva y primitiva” que se mueve “en un entorno opresivo y machista”.

Ana Marzoa es el único miembro de un elenco de 11 actores que interpreta a un solo personaje, Rosa la Tátula. La actriz indicó que “estamos ante un espectáculo que se sale de lo normal y que enriquece y conmueve al espectador”.

Curiosamente, Consuelo Trujillo ostenta la representación gaditana en este equipo artístico. La actriz, nacida en La Línea, no es la primera vez que trabaja con José Carlos Plaza. De él alabó su capacidad de “llevar a los actores a nuevos aspectos de la interpretación sobre los que no nos habíamos adentrado”.

‘Divinas palabras’, subtitulada ‘Tragicomedia de aldea’ es una de las obras teatrales más conocidas de Ramón María del Valle-Inclán. Publicada en 1919 supone la culminación del ciclo mítico. Se trata de la obra más universal del autor gallego ya que es, con diferencia, la que más veces se ha llevado a escena. La acción gira alrededor de la familia de Pedro Gailo, un sacristán, casado con María Gaila, y que tienen una hija, Simoniña. La hermana de Pedro Gailo muere, dejando a un enano hidrocéfalo, que es expuesto en las ferias por sus familiares para conseguir dinero. Se lo disputan a tal fin la hermana de la difunta y los Gailo. Cuando la esposa del sacristán se va con su amante, un grupo de gente emborracha al enano hasta matarle, desencadenándose los acontecimientos dramáticos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios