Cultura

Fallece Alfonso Pérez Sánchez, director del Museo del Prado durante 7 años

  • Durante su mandato organizó la exposición sobre Velázquez, una de las más exitosas de la reciente historia de la pinacoteca · Destacan sus estudios sobre el dibujo, la pintura española y extranjera

Alfonso Pérez Sánchez, director del Museo del Prado durante siete años, entre 1983 y 1991, y desde ese año director honorario de la institución, falleció en la tarde del pasado sábado en Madrid a los 75 años, tras una larga enfermedad.

El académico nació en 1935 en Cartagena, donde realizó parte de los estudios de bachillerato, que completó en Valencia, ciudad a la que se trasladó su familia. En esta misma ciudad, inició los estudios de Filosofía y Letras, y tres años después, en 1955, se trasladó a Madrid, donde finalizó la carrera y se matriculó en la Escuela Oficial de Cine, otra de sus grandes pasiones, donde coincidió con cineastas como Patino, Picazo y Summers.

Profesor de Historia del Arte en la Escuela Oficial de Cine, ejerció también la docencia en el instituto Ramiro Maeztu y en la enseñanza privada con cursos preuniversitarios. A su regreso a España desde Alemania, a donde fue becado, entró a trabajar en el Museo del Prado de 1961, tarea que compaginó con la enseñanza universitaria. Cinco años después obtuvo la agregaduría de Arte Moderno y Contemporáneo de la Universidad Complutense de Madrid, de donde pasó a la cátedra de Historia del Arte de la autónoma, de la que llegó a ser vicerrector de Extensión Universitaria. Posteriormente regresó a la Complutense pero ya como catedrático de Historia del Arte.

En 1971 Pérez Sánchez aceptó la subdirección del Museo del Prado, cargo que le ofreció el director de entonces, Javier de Salas, manteniéndose en el puesto hasta octubre de 1981, fecha en la que dimite al no estar de acuerdo con el nombramiento de Federico Sopeña como director. Dos años después, sustituye a Sopeña al aceptar la dirección de la pinacoteca que le ofrece el ministro de Cultura Javier Solana. De igual forma, en julio de 1988 es designado miembro del Real Patronato del Centro de Arte Reina Sofía.

Durante su mandato al frente del Prado organizó, entre enero y marzo de 1990, la exposición sobre Velázquez, una de las más exitosas, en cuanto a número de visitantes, de la reciente historia del Museo.

En 1991 puso su cargo a disposición del ministro de Cultura, Jorge Semprún, en una carta en la que exponía las razones de su apoyo a un documento, promovido por altos cargos del Ministerio, contra la política del Gobierno español en la guerra del Golfo Pérsico. Poco después, fue nombrado por Jordi Solé Tura, ministro entonces de Cultura, y a propuesta unánime del Real Patronato del Museo del Prado, director honorario de la pinacoteca. Con ello se quería reconocer "los excepcionales servicios prestados durante su prolongada etapa el frente de la entidad", y desde entonces pasó a formar parte del Real Patronato del Museo.

Autor de varios estudios sobre historia del dibujo, también escribió numerosas publicaciones sobre la historia de la pintura española y extranjera, especialmente del barroco italiano y del Siglo de Oro español. Comisario de exposiciones, para las que realizó los correspondientes catálogos críticos, ejerció de asesor científico del libro El Museo del Prado, una monografía sobre la obra expuesta en la pinacoteca madrileña, prologada por Mario Vargas Llosa.

Fue conferenciante, dentro y fuera de España, y autor de diversos artículos de investigación que publica en revistas nacionales y extranjeras. Entre otros muchos reconocimientos públicos fue miembro correspondiente de la 'Hispanic Society' de Nueva York. Era miembro de la Real Academia de la Historia y de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en la sección de Pintura.

La capilla ardiente de Alfonso Pérez Sánchez está instalada en el tanatorio norte de Madrid, y permanecerá abierta hasta hoy lunes, cuando está previsto que sea incinerado en el cementerio de La Almudena.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios