Cultura

Fallece el galán Antonio Pica

  • El actor jerezano participó con papeles secundarios en más de 70 películas en géneros como el 'western' o el terror También intervino en numerosos anuncios de televisión

Comentarios 5

En la mañana de ayer falleció Antonio Pica Serrano a la edad de 82 años. Pica participó en más de 70 películas a lo largo de su vida, fundamentalmente en papeles de secundario, y en conocidos anuncios de televisión. Su último trabajo fue el cortometraje 'El cucaracha', de Manuel Ruiz, un trabajo ambientado en el 'western', un género en el que el actor jerezano se desenvolvió con soltura y en el que quiso colaborar de manera desinteresada para "avivar los deseos de los estudiantes de este tronado arte", tal y como reza en los créditos finales de esta cinta.

Tal y como relataba en una entrevista concedida el pasado año cuando fue reconocido con el premio de honor de Asecan (Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía) en la edición del pasado año, Pica llegó al cine por pura casualidad. Trabajaba como técnico de plataformas petrolíferas y residía en Madrid cuando un día entró en el conocido Café Gijón, "el bar de los actores", y uno de los principales directivos de los Estudios Moro le ofreció la posibilidad de hacer una prueba.

A partir de ahí comenzó una larga trayectoria profesional donde compaginó la publicidad con el western y el terror. Trabajó en algunas superproducciones de Hollywood como 'La caída del Imperio Romano' (1964) o 'El hombre que mato a Billy El niño' (1966).

José Luis Jiménez, en la web 'Gentes de Jerez' destaca que Pica tenía unas "facciones y prestancia marcadamente anglosajonas, unidas a sus elegantes maneras y a una fotogenia natural", que hicieron que fuera continuamente requerido para muchas agencias de publicidad, una labor que compaginó con sus apariciones en producciones cinematográficas. De este modo, trabajó para marcas como Veterano, Fundador, Iberia o LM, además de El Corte Inglés.

Su filmografía está plagada de papeles secundarios tanto en producciones españolas como norteamericanas. Trabajó para Anthony Mann, Fernando Merino, Jesús Franco, José María Forqué o Julio Buchs, entre otros. No obstante, sus trabajos cinematográficos fueron bastante pródigos en la década de los sesenta y setenta donde le asignaron fundamentalmente papeles de 'malo'. "Será por mi cara de sieso", dijo en la entrevista que tenía .

Como explica Jiménez, Antonio Pica se fue apartando del cine coincidiendo con el declive de las superproducciones norteamericanas. El jerezano regresó a su trabajo como submarinista en las plataformas petrolíferas, labor que le hizo estar a caballo entre España y el Mar del Norte. No obstante, en 1985 tuvo un efímero regreso al cine de la mano del italiano Cucho Tessari. Ya jubilado, a principios de la pasada década, regresó al cine participando en varios cortos.

Antonio Pica se casó hasta en cuatro ocasiones y tuvo cinco hijos. Desde hacía más de un año, y debido a sus problemas de salud, residía en la residencia La Torre de El Puerto de Santa María.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios