Jerez

Fausto Velázquez presenta en Pescadería Vieja su particular visión sobre Frida Kahlo

  • La exposición, que se inaugura hoy, ofrece un conjunto de retratos de la artista mejicana

Comentarios 2
Cartel de la exposición de Fausto Velázquez 'Frida Kahlo; La vida como arte', que se inaugura hoy en Pescadería Vieja. Cartel de la exposición de Fausto Velázquez 'Frida Kahlo; La vida como arte', que se inaugura hoy en Pescadería Vieja.

Cartel de la exposición de Fausto Velázquez 'Frida Kahlo; La vida como arte', que se inaugura hoy en Pescadería Vieja.

El galerista, artista y coleccionista sevillano Fausto Velázquez expone a partir de hoy en la Sala de Arte Pescadería Vieja la muestra ‘Frida Kahlo; La vida como Arte’, en la que reinterpreta a la artista mejicana a través de un conjunto de retratos con una visión muy particular sobre Frida Kahlo.

La muestra, con la que Fausto Velázquez ha recorrido algunas de las capitales andaluzas, llega a Jerez, donde permanecerá hasta el próximo 2 de diciembre.

El horario de visitas es de martes a viernes de 10 a 13 horas y de 18 a 21 horas. Los sábados y domingos, de 10 a 13.45 horas.

Nacido en La Algaba a finales de 1950, Fausto Velázquez fue miembro fundador y director del Teatro Algabeño, con el que participó en distintos festivales nacionales e internacionales de teatro junto a los grupos Esperpento, Tábano, Tabanque, Adagio, T.E.I., La Cuadra… Hasta llegar con la obra Cantos de Trigo y Cizaña estrenada en el Teatro Lope de Vega de Sevilla a fusionarse con el Teatro Lebrijano.

A la vez, realizó sus primeros grabados junto a Cortijo, Félix de Cárdenas, Mercedes de la Gala, Paco Reina, María Manríquez… Tras 20 años dedicados a la docencia, en el año 1999 abandona la enseñanza tras sufrir un accidente de tráfico que lo inmoviliza durante un largo periodo.

En el año 1976 monta junto a Alfonso Rodríguez Ocaña un taller de grabado y editores de obra gráfica, que fue el germen de la que después sería la galería de arte que llevó su nombre hasta su cierre a mediados de los noventa. A partir de ese momento, Fausto Velázquez vuelve a la pintura que nunca abandonó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios