Cultura

"Jerez es menos Jerez desde que mi padre no está"

  • El hijo de Moraíto, Diego del Morao, agradece la dedicación del LVI Festival Potaje de Utrera a la figura del guitarrista jerezano y desea, casi un año después de su muerte, que su padre sea recordado, sobre todo, "por su humanidad"

Comentarios 2

A falta de un mes, el próximo 10 de agosto, de que se cumpla el primer aniversario de la muerte del guitarrista jerezano Manuel Moreno Junquera 'Moraíto chico', las palabras aún se ahogan en la garganta de sus familiares y amigos cuando hablan del artista de Santiago. Un cuarto de lo mismo le ocurre a sus seguidores, amantes de su virtuosismo, ya irrepetible. Y así se hizo patente días atrás en el LVI Festival Potaje de Utrera, al que acudieron cerca de 2.000 personas, con las entradas agotadas, y que este año ha estado dedicado, precisamente a Moraíto. "Dos meses después del fallecimiento de mi padre, ya me confirmaron desde la organización que le dedicarían la cita", apunta Diego del Morao, que recuerda que Moraíto "era un fijo de este festival y allí le tenían mucho cariño. Este detalle nos ha llenado de orgullo, además, viniendo de un certamen con tanta solera. Nos ha hecho mucha ilusión".

Hay que recordar que en el cartel de la velada estuvieron José Mercé, la cantaora Aurora Vargas, la bailaora Manuela Carrasco y los cantaores de la localidad anfitriona Jesús de la Frasquita y Mari Peña. El bailaor jerezano Antonio 'El Pipa' actuó como mantenedor del tributo y el compás corrió a cargo del cuadro de Jerez compuesto por Enrique 'El Zambo', José Gálvez, Fernando Soto, Felipa del Moreno, Diego del Morao, Fernando de la Mini, Mercedes Pantoja, Carmen Jiménez, Chícharo y Rafa. Los hijos de Moraíto, Manuel, Diego y Teresa, recibieron unas estatuillas de la organización durante el homenaje, tras la proyección de un vídeo sobre el guitarrista, "que reflejaba muy bien la personalidad de mi padre. Creo que todo el mundo se quedó encantado con esta noche".

En el número 2 de la antigua calle Barreras, ahora calle Moraíto Chico, todavía está presente tanta ausencia. "Cuando suceden estas desgracias es verdad que pasa la memoria y llega un momento que parece que no ha pasado nada. Pero Jerez es menos Jerez desde que mi padre no está. Y lo piensa mucha gente", cuenta Diego, que comenta que los reconocimientos hacen que Moraíto "no pase desapercibido. Esto es algo bonito. Me ha llamado mucha gente para hacer muchos homenaje, de muchos festivales, pero ya no sé si es correcto hacer tantos homenajes". Porque Manuel Moreno Junquera "tenía mucho arte y lo quería todo el mundo. Era amigo -dice Diego- de un ministro y de un vagabundo, y a ambos los quería igual. Esa filosofía de humildad le dio humanidad y así era fácil de querer. Lo sé por el cariño que recibimos de todos". Y para el futuro..., que quede el artista es importante, "pero para nosotros es más importante que permanezca la figura de la persona y del jerezano que era. Y eso sé que va a quedar por siempre. Y ahora, esperamos que el aniversario se pase lo más rápido posible".

Por su parte, Mercé ha destacado que el Potaje de Utrera "ha sido una maravilla, con grandes artistas, como Diego del Morao, y lleno hasta los topes. Y sí, aquí estamos echando de menos a Moraíto porque yo soy de los que dice que nunca saldrá un guitarrista de esa generosidad, bondad y forma de hacer las cosas. Y lo echaré de menos siempre. Morao es Morao y lo será siempre".

Y en septiembre, como la vendimia, llegan los nuevos frutos de José Mercé. Un disco, que aún no tiene nombre, pero que será bautizado esta semana, "en el que todo está muy hecho, con la participación de grandes guitarristas, grandes músicos, grandes voces. Manuel Parrilla, Diego del Morao. Será algo sorprendente y muy flamenco. Estamos muy ilusionados", adelantó ayer a este Diario el propio cantaor jerezano. De hecho, en este nuevo trabajo habrá también un recuerdo a Moraíto, con un tema realizado por Alejandro Sanz. Producido por Javier Limón, grabado entre Nueva York, Boston, Madrid y Jerez, el trabajo también contará con Habichuela y Tomatito. "Quería participar mucha gente porque mi padre era muy querido. Es un disco que se ha hecho con mucho cariño", concluye Diego del Morao.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios