Cultura

"Jerez, ¡que yo quiero un beso tuyo!"

  • La cantante revoluciona con su 'marcha' al público de La Tonelería

Rosario Flores durante un momento de su actuación el pasado viernes en La Tonelería. Rosario Flores durante un momento de su actuación el pasado viernes en La Tonelería.

Rosario Flores durante un momento de su actuación el pasado viernes en La Tonelería. / m.iguel ángel gonzález

Un torbellino lleno de energía, arte, desparpajo y muchas ganas de revolucionar al público arrasó el pasado viernes l patio de La Tonelería en el octavo concierto de la V edición del Tío Pepe Festival. Rosario Flores se metió al público en el bolsillo desde 'Mi Piel', tema con el que abrió el espectáculo a las 21,30 horas.

La pequeña de los Flores, fruto del glorioso binomio formado por Lola Flores La Faraona y Antonio González El Pescaílla, recordados junto a su hermano Antonio Flores durante toda su actuación, lleva más de medio siglo sobre los escenarios y dos grammies latinos al mejor álbum vocal pop femenino la avalan. Como apuntó la artista en la entrevista a este medio semanas atrás, las entradas estaban agotadas desde el pasado mes de julio y allí no cabía un alfiler. El grupo de sus seguidoras más fieles se situaban en primera fila frente al escenario con una camiseta en la que se podía leer un "Viva la madre que te parió" mientras esperaban a la artista al compás de palmas.

Rosario Flores llegó a Jerez, la tierra de su madre y una ciudad "que considera como suya", para presentar su nuevo trabajo recopilatorio bajo el nombre de 'Noches de Gloria', en el que han participado grandes artistas como India Martínez, Pablo López, José Mercé y Niña Pastori y donde aflora su lado más flamenco. Sus rumbas viajan al Caribe y se deja la piel en el funky desarmando su alma rockera entre dulces baladas, un espectáculo emocionante en la que, acompañada de su familia y amigos más cercanos, hizo vibrar en cada una de sus canciones a todos los allí presentes.

"¡Ay por Dios, Jerez de mi alma y de mi corazón, qué alegría más grande de ver a tanta gente aquí conmigo! Vengo muy nerviosa pero voy a darlo todo. ¡Aquí hay mucho arte y hay que venir con la cabeza agachada porque Jerez es la cuna del flamenco, la tierra de mi madre, Lola Flores!", gritaba emocionada la cantante cuando salió al escenario.

Acompañada por la magia y los 'duendes' que guardan a la flor más salvaje de los Flores, la artista viajó por toda su carrera musical durante casi la hora y media que duró el concierto. Con un "vamos Jerez que yo lo que quiero es un beso tuyo" presentó 'Por un beso tuyo', una de las canciones más dulces de su último álbum, 'Gloria a ti'. Bailando lento al compás de las notas de sus seis músicos y arropada por la voz desgarradora de la corista Mayte Pizarro, recorrió el escenario entregándose completamente al público, el cual respondía del mismo modo.

"¡Gloria a ti y a la vida señores! Porque la vida me dio la oportunidad de cantaros y de veros sonreír y bailar mientras estoy en el escenario. Pido a Dios que los 'duendes' me traigan más canciones bonitas y mucha juventud para poder seguir dándolo todo en cada gira". Así presentó su single 'Gloria a ti', que le da nombre a su último trabajo musical. Tras lanzar un beso al cielo cuando recordaba el arte de su padre, la reina de la rumba flamenca rompía en un bailar sin fin tras presentar 'Al son del tambor' mientras todo el público en pie gritaba la letra entregado: "Ya no se canta la rumba como cantaba El Pescaílla".

En la velada no pudieron faltar 'Te quiero, te quiero', 'Sabor, sabor', 'Cómo quieres que te quiera' y 'Qué bonito', tema que describió como uno de las más importantes de su carrera musical tras ser el primero escrito de su puño y letra, dedicado a "su poeta eterno", su hermano. "Vivan las canciones bonitas que son para siempre. ¡Para todos los seres bonitos de este mundo!", exclamó la cantante. El homenaje a su madre, sin duda, fue el ingrediente más especial de la noche. Su canción, 'Ay mamasota', revolucionó en su totalidad al público de la bodega González Byass tras la participación de Lolita Flores en la interpretación de la peculiar canción, acompañando a su hermana en el escenario.

La noche siguió con más homenajes a sus familiares cuando le tocó el turno de cantar el clásico 'No dudaría'. "Esta canción se ha convertido en un símbolo de amor gracias a mi hermano, que era un poeta maravilloso. ¡Ay Antonio! Jerez, por un mundo de paz y amor. Gracias de corazón por sentirme de esta forma y darme tanto calorcito, vamos todos a cantar, no dejarme sola", comentó la cantante mientras su hermana Lolita salía por segunda vez al escenario para acompañarla al micrófono.

Los besos al suelo del escenario de La Tonelería y los agradecimientos de la artista no faltaron a lo largo del espectáculo. Aseguró que volverá a venir próximamente a Jerez. "Señores, nos vemos prontito. ¡Qué vivo aquí al lado! Mil gracias por hacerme grande, os llevo en lo más profundo de mi corazón", dijo emocionada para clausurar la actuación. Pero 'No dudaría' no fue el último clásico en sonar. Los seguidores de la artista pedían una canción más al grito de "otra, otra", provocando la vuelta al escenario de Rosario Flores para despedirse de los asistentes con una sus características rumbas, 'Meneíto'.

Pasadas las 23 horas, Rosario Flores abandonaba el Tío Pepe Festival acompañada por su equipo y su hermana dejando con un sabor agridulce a muchos de sus seguidores. "Me lo he pasado bomba. Estaba cansadísima y hasta con agujetas porque no he parado de bailar en todo el concierto, no me podía estar quieta. Me quedo con ganas de más, muchas ganas. La energía que tiene ella la quiero para mí, porque a la vista está, que no le hace falta nada más que un escenario en el que subirse y regalarnos el mejor de los espectáculos. Ha hecho historia", comentaban dos asistentes al salir de la bodega.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios