Cultura

Joaquín Grilo imparte una lección bailada en los Claustros

  • El jerezano desgrana con su arte la estructura del baile y hace un repaso hablado por los orígenes del flamenco

El flamenco tiene una estructura que se entiende y se siente mejor cuando es Joaquín Grilo quien hace de maestro. Hablada primero, y bailada después, el bailaor jerezano ofreció ayer una lección en vivo en los Claustros de Santo Domingo dentro de la II Semana del Día del Flamenco, en la que hizo un repaso por los orígenes de este arte, con una detallada lectura ante micrófono, "muerto de caló" por los focos, "aunque los micrófonos que me gustan son los del suelo", dijo el jerezano, en referencia a que la mejor lección venía a continuación. "Porque el flamenco es algo innato y este pueblo lo expresa bailando y cantando, con el toque...", dijo.

Tras un paseo por la historia desde el siglo XVII, cuando el fandango era el palo más extendido por España, hasta casi la actualidad, con el recuerdo al nombramiento del Flamenco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, Grilo pasó a impartir de forma bailada su arte hablado, con buenos ejemplos y muy aplaudidos por el público, de cómo es una salida en el baile, los marcajes, la escobilla, el remate, estribillo macho... "Y quien quiera preguntar algo que me interrumpa, por favor", pidió el bailaor, que explicaba a la par que zapateaba, casi sin aliento, intercalando cantes para ofrecer con más detalle si cabe la lección magistral.

Tras la intervención de Joaquín Grilo, las nuevas generaciones 'D'Jeré' ofrecieron un recital al cante con Manuel de la Chochete, Rafael 'El Zambo', Enrique Remache, Rosario Heredia, Sandra y Estefanía Zarzana; al baile, Aitana de los Reyes, y al toque, Jesús del Madriles y Fernando del Morao.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios