Cultura

Manuel Esteve en Mesas de Asta: febrero de 1942

La ciudad de la historia

'M. Esteve, Asta Regia, I Campaña 1942-43. Diario de Excavaciones de 'Asta Regia', Cuaderno Primero 1942-43. 16 de febrero..'.

Así se encabeza el primer diario de excavaciones de Manuel Esteve Guerrero, y prosigue dándonos datos administrativos interesantes:

"Comienzan en este día las Excavaciones patrocinadas por el Excmo. Ayuntamiento de Jerez, y para lo que se ha constituido una comisión integrada por Dn. Francisco O'Neale, propietario de los terrenos, Dn. César Pemán, Catedrático de Hª del Arte de la Academia de B. B. A. A. de Cádiz y Manuel Esteve, Director de la Biblioteca y Colección Arqueológica Municipal el que por ser el director de dicho Centro y el Ayuntamiento el que inicia estos trabajos es a quien se le encarga la dirección inmediata de las referidas excavaciones con la colaboración científica del referido Sr. Pemán".

Es entonces Manuel Esteve un historiador joven, de treinta y siete años, que realmente se hizo arqueólogo de campo en Mesas de Asta. Antes de estos trabajos, su experiencia se basaba en la recogida de piezas arqueológicas de la comarca y en su catalogación: importante trabajo documental que posibilitó unos buenos resultados ulteriores.

"… Se comienzan los trabajos efectuando una cata o zanja en el ángulo S. S. E. del perímetro de la ciudad que da vista al lugar de la cañada de El Catalán conocida por el nombre de Puerto de las Cruces".

Asistimos a su metodología arqueológica, de interés para los amantes de la propia historia de esta ciencia:

"Se traza una zanja de unos 10 metros de larga partiendo de una cabeza de muro, al perecer, que estaba descubierta, y de unos 20 ctms. de profundidad por 50 ctms. de ancho".

Lo que más nos puede interesar, por lo curioso, son esos comentarios 'frescos', 'espontáneos', así como la soledad del investigador, que se recogen en su cuaderno:

"Se comenzó mediada la tarde de dicho día por haber tenido que emplear la mañana en disponer lo necesario, tal como reunir el herramental de los trabajos y gestiones semejantes. Sólo ha podido encontrarse un obrero Juan Romero Moreno domiciliado en las proximidades de la finca 'El Rosario', en cuyo olivar se encuentra el núcleo fundamental de la ciudad de Asta Regia. No puede siquiera pensarse en llevar personal de Jerez ya que por las dificultades de transporte esto es de todo punto imposible. Por lo tanto el personal que vaya empleándose será domiciliado allí o en sus proximidades".

Los medios, como vemos, no solo son escasos sino paupérrimos; estamos en la cruel postguerra, y las carencias sólo pueden ser suplidas por la ilusión de este joven historiador.

"Asistieron dicho día a los trabajos inaugurales mi hermano José y Antonio Briante...".

17 de febrero. "Se continuó la labor del día anterior profundizando un poco más y perdiéndose enseguida el muro descubierto. Talmente no estoy seguro se trate de un muro puesto que su aparejo si así puede llamarse lo forman piedras de tamaño más bien pequeño e informes y sin trabazón alguna".

¿Cuáles son las motivaciones? ¿Bajo qué presión se trabaja?

"Y encontrándose el terreno, por una labor realizada recientemente arado y ante la necesidad imperiosa de que los hallazgos se produzcan lo más pronto posible al objeto de excitar el interés de las autoridades para que éstas presten su apoyo de una manera más eficaz ya que para comenzar los trabajos sólo me han dado mil pesetas, busco en el corte mismo de 'la cantera' un sitio que ofrezca posibilidad inmediata de éxito para emprender su excavación en el día de mañana. Escojo para ello, como digo, un lugar de 'la cantera' en su extremo W. en el que aparece un suelo de estuco rojo a unos 60 ctms. de la superficie. Siendo en este punto el corte de los terrenos hechos por los canteros aproximadamente de unos 3,00 metros, medidos desde la superficie. Además escojo dicho lugar porque junto a este suelo, aproximadamente a unos cuatro metros existen, sacados por los referidos canteros, allí mismo un sillar de piedra de la sierra de S. Cristóbal, cuyas canteras existen próximas a Jerez y otra pieza que correspondería a un escalón, partida pero de la que se conservaron fragmentos".

Otro de los motivos por lo que disfrutamos de sus cuadernos de campo, es el aparato gráfico tan didáctico y, a veces, tan bello que acompaña; sus dotes como dibujante quedan bien patentes en los dibujos de las piezas arqueológicas halladas.

"El sillar tiene en uno de los costados una grapa de metal... y pasa a dar las medidas en una figura numerada con el 1: 0'69x0'25x0'49 ctms. En cuanto al escalón parece de piedra de Chiclana, de color gris oscuro...".

18 de febrero. "Conforme indico en las notas del día anterior se comienza en éste la excavación del suelo referido, del que naturalmente falta una parte que destruyeron los canteros al sacar piedras…".

Pasamos a seleccionar parte de la información que se recoge en el cuaderno de Manuel Esteve, relativo a los últimos días del primer mes de excavaciones.

"19 y 20 de febrero. Juan Romero único obrero con que en estos momentos cuento continuó descubriendo el citado pavimento… Se descubrió en dicha dirección hacia mediación del ancho de dicho pavimento una puerta que daba ingreso a otra habitación que estaba formada por un escalón de mármol basto vetas verdosas...".

"21 de febrero. En mi presencia se continuó descubriendo el pavimento de la segunda habitación hallada...".

"23 de febrero. Continuó Juan Romero descubriendo el suelo de la segunda habitación hallada. La denominaré habitación letra B. Así como a la primera la distinguiré por la letra A. Dicha habitación es del mismo ancho que la anterior y en ella se halló el fragmento anterior de una aguja de hueso y escasos fragmentos de terra sigillata...".

"24 de febrero. Juan Romero ayudado por el muchacho citado (su hijo) continuó descubriendo la nueva habitación letra B y llegando al fondo de la misma...".

En la figura 3 dibuja el plano de las habitaciones con las dimensiones de la B, y la parte descubierta de la A: 3'23 m. x 6,52 m (la B), y 3'23 m x 2'51 m. (la A).

"En el centro de la pared de la derecha de la habitación letra B o sea en el costado del Este... se distingue un ensanche que se acusa por doble ángulo recto a derecha e izquierda del eje menor de la misma, por lo que considero se trate de un ingreso a una nueva habitación que existe en este lado".

"25 de febrero. Efectivamente quitadas en este día unas cuantas piedras que aparecían sobre la parte que suponía puerta a una nueva habitación descubrimos al mismo nivel del suelo de la habitación letra B una piedra labrada como de sillería y unos fragmentos de mármol... Siguiendo en esta labor de descubrir las piedras que aparecían sueltas hallamos un nuevo pavimento también estucado de rojo lo que indica que nos hallamos en una nueva habitación a la que designaré con la letra C... Sólo se encontraron a la izquierda del ingreso de esta puerta unos fragmentos de mármol blanco de distinta clase que el mármol citado anteriormente, labrados, en uno de los cuales se distingue un pie humano -izquierdo- y restos de una basa... El muro de repartición entre las habitaciones B y C mide 0'60 ctms. de ancho".

"26 y 27 de febrero. Continuose por Juan Romero y el muchacho Nicolás Romero, su ayudante, la excavación de la habitación letra C y, a la derecha del muro de dicho lado de la habitación A... otro muro de reparación que corresponderá a una nueva habitación, pero sin pavimentar y que designaré con la letra D...".

"28 de febrero. Continuose en la misma labor de los dos días precedentes (en las habitaciones C y D)... En la habitación C hallose... un fragmento de cerámica verde que estimo de un candil... Así mismo se hallaron fragmentos de terra sigillata y de cerámica vulgar (romana?)".

Nosotros también continuaremos con esta lectura comentada del diario de don Manuel.

Fco. Antonio García Romero

Eugenio J. Vega Geán

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios