Cultura

Mauricio Gil recupera la obra del narrador jerezano Francisco Burgos Lecea

  • 'El cuentista que decía la verdad' se presenta esta tarde en la sede de la Fundación Ory

Mauricio Gil Cano. Mauricio Gil Cano.

Mauricio Gil Cano.

La Consejería de Cultura, a través del Centro Andaluz de las Letras (CAL), y la Fundación Carlos Edmundo de Ory han organizado de forma conjunta un acto literario para hoy en la sede de la propia fundación, en el Centro Reina Sofía. Allí, a partir de las 20,00 horas, el escritor Mauricio Gil Cano presenta su obra El cuentista que decía la verdad, editada por Dalya, con la que se pretende recuperar la obra del jerezano Francisco Burgos Lecea, injustamente olvidado. Durante el acto, además de Gil Cano, intervendrá el director del CAL, Juan José Téllez, autor del prólogo.

El título completo del libro es El cuentista que decía la verdad. Francisco Burgos Lecea (1898-1951), un escritor de vanguardia olvidado, (Editorial Dalya). Burgos fue un autor jerezano nacido a finales del siglo XIX, un gran escritor injustamente olvidado. "Lo que descuella en esta obra", explica Téllez en el prólogo, "es la noticia puntual sobre la biografía y los empeños del escritor jerezano Burgos Lecea, cuyo nombre y cuyos libros fueron borrados de un plumazo de nuestro patrimonio intelectual".

Francisco Burgos Lecea nació en Jerez el 2 de agosto de 1898 y falleció en Madrid el 5 de marzo de 1951. Muy joven marchó a Madrid, donde trabajó como funcionario en el Ayuntamiento. Fue militante comunista, y gracias a su influencia pudo salvar la vida el escritor Ricardo León. Tras la Guerra Civil fue encarcelado, y salió en libertad en 1950, pero enfermo de tuberculosis falleció al año siguiente. En Madrid dirigió el periódico quincenal de literatura Frente Literario (1934), además del grupo teatral La Cancela Abierta. Adscrito a la vanguardia, creó su propio movimiento: el verticismo. Sus obras son: Xaicxi, delantero (1928), Los caballitos del diablo (1933); Elcuaderno emborronado: libro de aguafuertes (1933), La heroína del amor sublime (1930), La rosa inmarchitable (1930).

Mauricio Gil Cano, por su parte, también es jerezano. Nació en 1964 y es licenciado en Historia de América por la Universidad de Sevilla. Ha sido director literario de EH Editores. Poeta y narrador, ha publicado Del soneto al cómic, en colaboración con Dolors Alberola; el volumen de narrativa Cuentos con alcohol y el poemario Declaración de un vencido. Su texto A dos poetas suicidas fue incluido en la antología Café Central. Ha desarrollado una importante labor como periodista y columnista de diversos medios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios