Cultura

El Monkey construye por sexto año la ciudad de la música con 160 combos

  • El gran encuentro 'indie' arranca el 10 de octubre como un fresco del futuro de la industria musical.

"El Puerto no se puede permitir no contar con el Monkey Week. Es una ventana abierta a España que nació aquí. El Puerto necesita al Monkey". Con este entusiasmko defendió ayer el alcalde de El Puerto, Alfonso Candón, una de las iniciativas musicales más peculiares de este sector, un festival que cumple su sexta edición convirtiendo en bandas de tronío a desconocidos músicos. Una Operación Triunfo con estilo. Y el nuevo alcalde de El Puerto tardó en darse cuenta, pero lo entendió. Ayer estuvo en la delegación de Gobierno y en la anual presentación del Monkey Week, que este año ofrece en el plazo de tres días más de 160 conciertos, la reunión de 250 profesionales y la garantía de 4.000 personas diarias, se volcó para dar a entender que "todas las administraciones tenemos que caminar juntas".

Raúl Perales, director del Instituo Andaluz de la Juventud, también arropó la edición de este año, quizá la más compleja en la organización de los últimos años por la falta de apoyos económicos. Lo cierto es que el Monkey es la gran baza de este departamento de la Junta para dar a conocer grupos. De su concurso han salido grupos del calado de Guadalupe Plata o Milkyway Express, que justifican por sí mismo todo el trabajo realizado. Por eso, Perales afirmó que está y estará con el Monkey.

A continuación, llegó el turno de la emotiva intervención de Tali Carreto, uno de los miembros del trío -junto a los hermanos Guisado- que ha hecho posible crear una de las mayores catapultas para los grupos andaluces que empiezan. Carreto acababa de enterarse del fallecimiento de Fernando Cañas, un percusionista que había tocado la batería en decenas de bandas y que formaba parte del paisaje musical de El Puerto. Querido por todos, y muy cercano a los organizadores del Monkey, su muerte puso un nudo en la garganta de carreto, que, entre lágrimas, leyó cuáles eran las novedades de este año.

Entre esas novedades se encuentra la inclusión del flamenco, que ya iba rondando, en la programación. Lo han llamado Flamonkey -"el chiste era fácil"- y contará con artistas emergentes que ya son algo más que promesas, como es el caso de Sergio Monroy o Meli Calero.

Con la participación de once locales se mantiene el circuito de showcases, la verdadera inyección de música en la calle. Por locales de muy diferente tamaño y decoración van desgfilando durante estos tres días bandas que hacen de todo, del blues al rock, del pop a la electrónica. Cabe todo. "Siempre hemos sido un festival ecléctico". El público va paseando por la ciudad, probando lo que se escucha en los bares y se queda con unas apuestas u otras. Es como ir de tapas. La Sociedad General de Autores apuesta vivamente por este formato que ya se ha exportado a otros festivales, pero que tiene en El Puerto su denominación de origen. Al menos en España.

Pero todo festival necesita cabezas de cartel. Como dijo Carreto, "es necesario traer reclamos conocidos para que la gente vea lo que no conoce". Una vez más la Sala Mucho Teatro -ya finalizaron aquellas extrañas y magníficas noches en el Monasterio de la Victoria, aquel viejo penal preñado de rock and roll- es la que acoge a los nombres de más tronío. Seguramente los más conocidos para el público patrio serán Delafe y Las Flores Azules, que se han asentado en eso que se llama mainstream con una propuesta absolutamente naif, o los potentes canadienses Holy Fuck. Sin embargo, hay otros nombres que van a llenar a los aficioinados y que atesoran un alma campera americana que derriba barreras. Unos vienen del pasado, el homenaje habitual del Monkey a la música que se hacía cuando los organizadores eran niños. Son The Sadies. Los otros también son veteranos y una vieja composición les ha convertido en estrellas al ser elegida como cabecera de la aclamada serie True Detective. Ellos son Handsome Family y su canción es Far from any road. Muchos de los asistentes la cantarán palabra por palabra.

Queda la sorpresa, el concierto sorpresa, que patrocina Estrella Galica. Pero, al ser sorpresa, nadie sabe quiénes subirán al escenario. "Serán artistas muy conocidos del panorama musical español", dijo como toda pista Tali Carreto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios