Cultura

Ruiz de Lassaletta une El Puerto y Jerez a través de sus casas-palacios

  • La escritora presenta su cuarta obra literaria en un acto celebrado en Bodegas Estévez

Comentarios 2

Fátima Ruiz de Lassaletta presentó en la tarde noche de ayer en las bodegas Marqués de Real Tesoro su cuarta obra literaria 'La Ciudad de los cien palacios. De cargadores a Indias del XVII a bodegueros del XX'. La escritoria jerezana estuvo acompañada, como ya sucediera el pasado 8 de agosto en El Puerto, ciudad a la que va dedicado el libro, por el jurista y academico Luis Suárez Ávila, autor del prólogo del mismo, y por su editor José Mateos Rosales.

En su intervención, Ruiz de Lassaletta hizo un paralelismo entre las casas-palacios jerezanas construídas por los bodegueros jerezanos en el XVII, es decir, el marqués de Montana (CZ) en el Llano de San Sebastian o Cristina; el marqués de Bertemati en el Arroyo, o el alcalde Rivero de la Tixera en la plaza de su apellido; con aquellas de El Puerto que heredaron los bodegueros portuenses -ya edificadas- por los cargadores a Indias. De esta forma citó a las casas-palacios de Oneto y Caballero y la construida por José Moreno de Mora, hoy de Osborne, o la 'Quinta de Terry'.

La autora justificó el hecho de que estas edificaciones portuenses tengan una entreplanta (ya que ahí se encontraban las oficinas y despachos para las especies y ricas telas), e hizo lo propio al comentar las de Jerez, inspiradas en el barroco hispalense. Éstas constaban de tres plantas buscando así una mayor suntuosidad en sus salones, situados en el piso bajo, donde habitualmente vivían en verano.

Las bodegas y bodegones de los cargadores a Indias estaban adosadas a sus palacios. En Jerez las bodegas se fueron construyendo en el Ejido: Pemartín, Bertemati, Fuentes Parrilla, Paul, en la carretera de Arcos: Misa, La Riva o La Alcubilla González o Domecq, en Puerta de Rota.

Asimismo hizo un homenaje a la figura del progenitor de sus anfitriones de ayer, al que comparó -a la manera que Suárez lo hizo ante Alba consorte- con los fundadores jerezanos, tres Pedros, Domecq, Pemartín, Beigdeber (cuya primera bodeguita compró Tio Pepe); tres Manueles: González Ángel, Misa y Bertemati Troncoso; y tres Josés, Ruiz Rendón, Soto Caballero y José Estevez de los Reyes; por citar solamente los que más se repitieron sus nombres de pila.

Fátima Ruiz de Lassaletta, miembro numeraria de la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras desde 2009, ha escrito también Casa de abuela (1988); Fogón y bodega (2000) y Casas señoriales, bodegas y sabores de Jerez (2006).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios