Soraya Clavijo | Bailaora “Me ilusiona coreografiar y recuperar a algunos artistas”

  • La jerezana estrena hoy a las 22 horas en los Viernes Flamencos ‘Quiero verte bailar’, donde cuenta con Concha Vargas como artista invitada

La bailaora jerezana Soraya Clavijo.

La bailaora jerezana Soraya Clavijo. / Manuel Aranda

Soraya Clavijo (Jerez, 1977) espera con entusiasmo exhibirse en su ciudad natal, donde no actúa con una propuesta en solitario desde 2014, concretamente en el Festival de Jerez. Desde entonces, su presencia en la programación de Jerez ha sido únicamente una colaboración en la Fiesta de la Bulería de 2019 dentro del montaje que preparó María del Mar Moreno. Por ello, contar con un espectáculo propio en los Viernes Flamencos “significa mucho para mí”.

–Se dice pronto no actuar en Jerez con propuesta propia desde hace siete años...

–Sí, la verdad es que por eso mismo tengo muchas ganas de bailar, porque además venimos de donde venimos con esta dichosa pandemia, y bueno, lo que más ganas tengo es subirme encima de un escenario, proponer cosas y dar lo mejor mí.

–Porque usted a sus 44 años, lleva mucho tiempo en esto...

–Justamente hace ahora 25 años que empecé como profesional y bueno, creo que tanto en Jerez como en Sevilla, Madrid, Córdoba o Barcelona conocen cuál es mi camino y cómo soy bailando.

–¿Y qué quiere ofrecer con esta nueva propuesta?

–Lo que quiero es encontrar una nueva faceta, la de coreógrafa. Creo que a mis 44 años me siento preparada para esto. Ya empecé a adentrarme en este camino hace unos meses con Odisea, un espectáculo en el que me meto en el papel de una mujer de hoy día, que no lo tiene nada fácil. Y ahora, como surgió esta posibilidad, estoy con este ‘Quiero verte bailar’. Quizás la diferencia es que en este último me he atrevido a contar con un pequeño cuerpo de baile y con una artista invitada.

–¿Y cómo está siendo el proceso?

–Bueno, lo tenía bastante claro, y he querido centrarme en el baile, y todos sus vertientes, ya sea con pantalón, con cuerpo de baile, bata de cola y mantón...De principio a fin me centro en bailar, y la verdad es que es bastante intenso. Ahora además hay que estar muy pendiente de todos los detalles, de las transiciones, las puestas de escena, de las luces...y bueno, para mí es un reto.

–Ha hablado de un cuerpo de baile y de artista invitada, ¿con quién va a contar?

–El elenco es casi todo de Jerez, sólo el guitarrista Antonio González, que es un chaval joven que va a dar que hablar, es de Chipiona. Luego cuento con Concha Vargas como invitada. A mí Concha es una artista que me encanta, por su forma de entender el baile. La gente habla muchas veces de ella como salvaje, pero desconocen que tiene una gran formación y que estuvo mucho tiempo con Mario Maya. Para mí Concha es única y creo que debe ser un referente para todos nosotros. Luego, dentro del cuerpo de baile vienen Jairo Amaya y Esther Aranda. Jairo es un bailaor que me gusta y he querido rescatarlo de los tabancos porque tiene maneras, y a Esther la conozco desde pequeña cuando bailaba con Ana María López, lo que pasa es que por circuntancias de la vida tuvo que dejar los escenarios. Como ha vuelto, he querido que esté con nosotros porque se merece también una oportunidad, porque además se cuida y tiene buen físico.

–Me llaman la atención sus ganas por recuperar artistas...

–Sí porque llevo mucho tiempo en esto y sé lo que hay. Yo he tenido la suerte de trabajar con todos los bailaores y bailaores, los de mi generación y los más veteranos, pero muchos de los que han venido después no, y se están quedando en una especie de limbo. No sé por qué pasa esto, pero me da pena de los buenos artistas que hay, en un momento idóneo pero nunca tienen su espacio en las programaciones. Supongo que será por las modas o porque se miran otros intereses, pero la mayoría no tiene la oportunidad de demostrar su talento. Sé perfectamente lo que es eso, porque como todos, yo he tenido rachas en las que se me cae el teléfono y rachas en las que no me llamaba nadie, y eso es muy duro porque sientes que te están jubilando.

–¿Ha querido dejar el baile cuando le ha pasado eso?

–Sí, muchas veces lo he pensado, pero el camino es así y hay que reponerse, porque al final sientes que todavía tienes cosas que aportar. Además, parece que cuando ocurre eso, hay algo que interior o no sé de dónde que te da fuerzas para seguir.

La bailaora Soraya Clavijo. La bailaora Soraya Clavijo.

La bailaora Soraya Clavijo. / Manuel Aranda

–¿De qué está más orgullosa en estos 25 años de carrera?

–De mis hijos. Y en el baile, del Premio Carmen Amaya por bulerías que conseguí en Córdoba y ser bailaora, asesora artística y confidente del Tablao Los Gallos de Sevilla durante más de veinte años. Ese tablao es el que me ha servido para conocer a todos los artistas, ver a gente llegar decidido a comerse el mundo, y ver el fracaso de otros, he visto de todo.

–Ahora que habla de aquel premio, ¿cree que desaprovechó aquella ocasión?

–Creo que sí (se emociona). Pero claro, me cogió muy joven y con unas circunstancias personales. Además, nació mi hijo y si ahora lo piensas, de no haber cogido aquel camino, no hubiera nacido mi hijo, y para mí mi hijo ha sido muy importante en mi vida, y me ha enseñado mucho. Quizás tenía que haber aprovechado aquello como bailaora, pero así es la vida y no me arrepiento.

–Usted se atrevió, como otros artistas, a salir de Jerez muy joven para ser artista...

–Sí, y es algo de lo que estoy orgullosa. Fue muy duro, y no se me olvida la imagen de mi madre llorando. Llegué a Sevilla con 19 años sin un trabajo y sin dinero, pero decidida a ser artista, como dices. Estuve limpiando y poniendo copas curiosamente en el bar que le puso Lola Flores a El Cordobés en La Campana. Así hasta que, tres meses después encontré mi primer trabajo en un tablao.

–¿Qué ha aprendido de la pandemia?

–A resetearme. En mi caso me ha servido para pararme en seco y comprender que puedo hacer más cosas. He llorado mucho, porque los artistas lo hemos pasado mal, pero todo me ha servido para ver la vida de otra manera.

–Ya por último, ¿cómo lleva esa nueva faceta de colaboradora en Onda Jerez?

–Estoy encantada, porque con Rober Pazos queríamos hablar exclusivamente del baile y la verdad es que estamos muy contentos. A mí personalmente me ha enseñado a ser compañera y comprender a mis compañeros, porque cada bailaor y cada bailaora tiene su verdad y su historia y eso me lo ha enseñado el programa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios