Cultura

El jerezano Víctor González, seleccionado para la Fundación Antonio Gala de Jóvenes Creadores

  • El pintor ha sido uno de los 15 elegidos entre centenares de peticiones

Víctor González, junto a una de sus obras.

Víctor González, junto a una de sus obras.

El ex alumno de la Escuela de Arte de Jerez Víctor González ha sido seleccionado por la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores en Córdoba.

La Fundación Antonio Gala convoca anualmente las plazas de alojamiento y manutención para jóvenes creadores de entre 18 y 30 años en lengua castellana. El objetivo fundamental de estas ayudas es formarlos en la idea de que todos deben enriquecerse con la convivencia, y que dentro de la Fundación pueden “vivir para trabajar sin tener que trabajar para vivir”, una idea del escritor Antonio Gala que se ha visto finalmente cumplida con la puesta en marcha del proyecto que lleva su nombre.

Hasta el día de hoy han pasado por la Fundación unos 300 jóvenes creadores en veinte promociones.

El trabajo de los jóvenes creadores en la Fundación Antonio Gala está presidido por la libertad. No hay profesores que dirijan su actividad, sino que reciben eventualmente la visita de creadores ya consagrados que les orientan y aconsejan. Uno de los pilares de la Fundación Antonio Gala estriba en fomentar la convivencia entre los residentes y enriquecer cada uno su propia disciplina con la de los demás. Es esta “fecundación cruzada”, de la que habla Antonio Gala, la que debe presidir la vida diaria: los jóvenes se reúnen al final de la jornada para explicar sus avances, sus dudas, compartir sus experiencias y enriquecerse recíprocamente. De esta forma, el escritor aprende del músico, el músico del escultor, el escultor del pintor y así sucesivamente.

Una beca que es un referente de los artistas jóvenes, "que es como una brújula del mundo artístico una vez que acabas la carrera. No sólo te financian un proyecto, sino que sirve un poco de mentoría, de carta de presentación. Desde que salí de la Facultad de Bellas Artes me lo he estado planteando y desde hace un par de años he estado aplicando. Ahora por fin me ha tocado", cuenta Víctor, que actualmente trabaja para una editorial de forma temporal. 

"De los centenares de solicitudes que cada año se reciben en la Fundación Antonio Gala para su Convocatoria Internacional de Ayudas a la Creación, sólo una quincena serán los finalmente admitidos tras un proceso de selección que se alarga desde enero hasta junio de cada año, cuando se dan a conocer los nombres de los que comenzarán el siguiente curso en las estancias de la Fundación. Ese proceso riguroso y exhaustivo no garantiza el éxito, pero sí nos da los mejores candidatos para conseguirlo: cada uno de los creadores seleccionados se encuentran entre los más preparados para dedicar su vida a la pasión de crear", apuntan desde la Fundación, que se ubica en el antiguo Convento del Corpus Christi. 

La estancia en la Fundación es de octubre a mayo. "Artistas y compañeros me comentan que pocas veces han trabajado tan concentrados y tan concienzudamente como en esta Fundación. En esta Fundación ponen el foco en ti y hasta se agradece que haya unos horarios para poder así concentrarte y desarrollar tu obra. Es una gran apuesta de cara al futuro". 

Víctor es hijo del que fuera conserje de la Escuela de Arte de Jerez, Antonio. Le apasiona el dibujo desde niño y sus padres siempre le han apoyado y estimulado en su afición. El trabajo de su padre le permitió entrar en contacto muy pronto con los profesores de la Escuela. Ya de pequeño frecuentaba algunas clases, "en las que hasta me daban un trozo de arcilla. Cosas así pues me dieron mucha gasolina", recuerda.

El jerezano acabó la Facultad de Bellas Artes en 2019 y siempre le ha interesado el arte contemporáneo. Desde su estancia en el extranjero en 2018, con una beca Erasmus en Palermo, se entregó a la pintura y ha tratado de desarrollar su obra en este aspecto. Tiene estudio en Sevilla. 

Su estancia en la Fundación Antonio Gala "me va a servir para profundizar en todo lo que llevo haciendo hasta ahora, cuestionarme cosas y ver por qué camino pues va a ir mi pintura en este caso. Llego muy estimulado a ella y con muchas ganas también porque allí convives con otros compañeros de otras disciplinas. La Fundación invita a eso, a su lema de la "fecundación cruzada", a esas sinergias que se producen entre todos los artistas. Es algo que me estimula mucho. Hacerlo durante ocho meses, sin preocupaciones, con tutores y profesionales que te ayudan a crecer como artista, pues es algo súper interesante". 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios