Cultura

Vidas de 'delincuentes'

  • El productor y escritor madrileño Santiago Secades publica una obra en la que repasa los diez años de vida del grupo jerezano 'Los Delinqüentes' en 400 fotografías, cientos de anécdotas y 66 capítulos

Comentarios 2

Todo el día en la carretera. A su manera, eran unos ladrones. Con su música hicieron allanamiento de morada en cientos de miles de corazones de ciudadanos del mundo. Aunque al principio fue complicado seguirles la pista, finalmente sus hazañas tuvieron eco internacional. La mejor recompensa, verlos actuar. Sí eran 'Los Delinqüentes', forajidos jerezanos del marketing a los que un viejo conocido les ha pisado los talones durante los 10 años de vida del grupo.

Santiago Secades, escritor, productor y músico por vocación, acaba de publicar 'Los Delinqüentes. Diez años de filosofía garrapatera' (Una décima de segundo). "Un libro que surge por la amistad que me une a ellos desde el año 2000, cuando por pura casualidad los vi tocar en Madrid, cuando vinieron a la capital a buscarse la vida, una discográfica", cuenta Secades. Desde entonces, como aficionado a la fotografía, Secades empieza a trabajar con su cámara y a crear sin darse cuenta una historia. "Sí, de cómo un grupo que nació de la nada llega adonde llega. Y esto pensé que había que contarlo". Una obra que se ha ido cociendo a fuego lento, en los últimos cinco años. "Ha habido una importante selección de fotos, de 15.000 he elegido 400. Hay muchos momentos vividos. Es una biografía desde mi punto de vista. Es recordarlos, hablar de sus giras, los artistas que los han acompañado...". Un libro que tiene además mucha labor de documentación, "no sólo por lo que yo he vivido con ellos, sino por lo que le puede interesar al lector", subraya.

Un título que parece que llega como un epílogo, por la reciente separación del grupo. Aunque la idea era publicarlo hace 3 años, por diferentes motivos se ha ido retrasando hasta que ha llegado el momento idóneo. Cierra una etapa, desde que nace el grupo hasta que se 'muere', "porque nunca se sabe si van a volver".

Secades destaca de 'Los Delinqüentes' (el fallecido Migue Benítez,  Marcos del Ojo y Diego Pozo) "su verdad, su autenticidad, en  momentos aquellos de productos más elaborados como 'Operación Triunfo', de marketing. Aquí no había nada de eso detrás. Era una gente que hacía lo que quería hacer. Ya también destaco la unión, sencillez y la fuerza de la banda en sí. Muy buenos músicos. La voz de Migue era grandiosa y le salía del alma". 

La obra está llena de anécdotas. En un principio, Santiago no sabía si debía contarlas, por si interesaban al lector o no. "Tuve que seleccionar. Hay una narrativa cronológica, y por supuesto anécdotas que prefiero que el lector descubra y que se meta en ese universo de filosofía garrapatera. A la gente por ahora le está encantando el libro..., y a ellos (Los Delinqüentes) también. Para mí fue un reto escribir sobre alguien y además, que sean amigos. ¿Qué iban a pensar?".  Santiago asegura que a través de esta obra, el grupo ha recordado momentos de su vida que tenían totalmente borrados.

El productor también tuvo una relación profesional con la formación jerezana, a la que le produjo los videoclips 'Pirata del Estrecho' y 'Arena en los zapatos', y varios conciertos. 

El escritor subraya de ellos que eran gente "muy de calle, muy cercanos a sus fans. Se mostraban como personas normales porque en el fondo un artista es una persona normal. Simplemente tiene un trabajo que llama más la atención de cara al público y la gente lo idealiza. Ellos siempre han querido conservar sus raíces y sus principios".

Sin embargo, tras una década de vida, llegó el momento de tomar caminos por separado. Pararse y pensar en el futuro. "La del artista es una vida muy sacrificada, todo el día en la carretera que implica mucho contacto con el grupo. Y los roces que hay son como los que tiene una familia. El desgaste es un precio que hay que pagar. Han acabado bien, pero de un proyecto en el que ya había carencias y las emociones no estaban pletóricas. Había que parar, eso no significa que no vuelvan. Ahora hay que avanzar y cambiar".

La obra cuenta con el prólogo de Manu Benítez, de ediciones Matajare. Letras para un  libro "escrito desde el corazón y eso se nota".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios