Cultura

El XVII Festival de Jerez arranca con voz propia

  • El certamen se inaugura en el Villamarta con producción de la casa, 'Las cinco estaciones', con Blanca del Rey, Marco Flores, Olga Pericet, Laura Rozalén y Mercedes Ruiz

Como en cualquier baile, el arranque tiene que estar en condiciones. Bien hecho. Con alma, fuerza, coraje. Y así tiene que ser en el XVII Festival de Jerez, que esta noche (21 horas) se inaugura en el Teatro Villamarta de la mano de Blanca del Rey, Marco Flores, Olga Pericet, Laura Rozalén y Mercedes Ruiz, los bailaores protagonistas de 'Las cinco estaciones'. Gala inaugural de la cita escrita, iluminada y dirigida en escena por Francisco López, que cuenta con el patrocinio de González Byass, y que ayer fue presentada en el Consejo Regulador por el delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, Antonio Real, y la directora del coliseo jerezano y del certamen, Isamay Benavente, que estuvieron acompañador por los artistas protagonistas de este viernes, en un acto algo accidentado por la pésima calidad del sonido. Real recordó que el festival se estrena en su inicio con una nueva producción, cinco años después de la primera, '¡Viva Jerez!'. El concejal agradeció a los artistas que participan en las diferentes artistas del certamen "su esfuerzo y dedicación" y aventuró un "excelente resultado artístico" a tenor de la alta calidad de las propuestas. Este mismo agradecimiento fue reiterado por Isamay Benavente.

Blanca del Rey o "la maestría", defendió la continuidad del flamenco por encima de todo, "y a pesar de las circunstancias. Para Jerez este arte es emblemático y por eso estamos aquí". La artista, aunque retirada desde hace año y medio, confesó que la fuerza de Francisco López "ha hecho que yo esté hoy aquí".

Olga Pericet hizo hincapié en la importancia de "compartir experiencias" con otros bailaores. Y esta posibilidad es potenciada por 'Las cinco estaciones'. En este montaje se reencuentra con Marco Flores y "rendimos homenaje a aquellas grandes pareja del baile que tanto nos han dado". "Intentamos reflejar lo que ellos nos han transmitido y para defender la existencia del flamenco", aseguró.

Para Laura Rozalén, la virtud de esta Gala Inaugural reside en que "abre el abanico a la diversidad de estilos" y permite, dentro de un contexto, que "cada uno exprese su propia personalidad". En su intervención, Marco Flores alabó la "calidad" de los intérpretes. Sobre los reencuentros con otros compañeros de profesión, en su caso, además de Pericet, vuelve a verse con Mercedes Ruiz. "Que fluya la magia de los ensayos", es lo que pide el bailaor de Arcos de la Frontera. "Yo hago una petenera en solitario. Ahí está, a ver cómo sale", apunta.

'Las cinco estaciones' se concibe como "un viaje" en el que, además del flamenco, aparece la vida misma. "La vida como viaje: existencial, emocional. La propia experiencia flamenca: un viaje por la memoria y el reconocimiento a un arte y a grandes artistas", lo define Francisco López. Este viaje imaginario anida, en primer lugar, en la memoria y se desenvuelve tanto en el pasado como en el presente y el futuro. Así las cosas, las estaciones "son recuerdos, ciudades, ilusiones, deseos que descarrilan, salas de espera para el último viaje", según apunta el autor del libreto. Y el destino final no es la desesperación ni el pesimismo, sino "la voluntad indomable de proseguir el viaje: de seguir riendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios