Festival de Jerez

Reencuentro con los grandes

  • La XXIII edición del Festival de Jerez, que se celebrará del 22 de febrero al 9 de marzo, contará con 39 espectáculos y 11 estrenos

  • La vuelta del Palacio de Villavicencio, entre las novedades

Presentación del 23 festival de jerez. Presentación del 23 festival de jerez.

Presentación del 23 festival de jerez. / Vanesa Lobo

La recuperación del ciclo ‘Los Conciertos de Palacio de Villavicencio’ será la principal novedad del XXIII Festival de Jerez que ayer fue presentado en el Alcázar con presencia del Consejero de Cultura Miguel Ángel Vázquez y la alcaldesa, Mamen Sánchez, además de la directora del Teatro Villamarta, Isamay Benavente.

Un total de 39 propuestas componen el programa de actuaciones de esta edición, cuyo imagen es obra del ilustrador jerezano Daniel Diosdado por cuarto año consecutivo, y que, tal y como confesó Isamay Benavente “es un homenaje a todas las cursillistas”.

Del 22 de febrero al 9 de marzo, Jerez se convertirá un año más en el referente de la danza y el flamenco a nivel mundial, si bien en esta edición la actividad relacionada con el mismo se adelanta una semana más, ya que los siete días previos a la inauguración oficial de la muestra, se destinarán a acoger la final del Concurso Interncional de Baile Flamenco Puro de Turín, que se celebrará en el Palacio de Villapanés.

En cuanto a la estructura del programa, según explicó ayer Isamay Benavente, esta 23 edición centrará sus esfuerzos en potenciar la actividad durante los fines de semana, con tres funciones diarias, algo que se repetirá, como viene siendo habitual durante el puente del Día de Andalucía. La idea es “dar mayor protagonismo al off”, resaltó la directora del teatro, que también destacó el incremento del ciclo ‘De peña en peña’, que de cinco se vuelve a tener ocho recitales.

El telón lo levantará Joaquín Grilo, que retoma el tinte de jerezanía en los estrenos del Festival tras dos años de apertura con grandes compañías, Ballet Flamenco de Andalucía y el Ballet Nacional de España. El bailaor presentará en el Villamarta una nueva creación, ‘La calle de los sueños’, cinco años después de estrenar también en el marco del Festival ‘Cositas mías’, su última aparición en solitario, ya que antes compareció con Canales.

Ese mismo día, 22 de febrero, sobresale también la presencia de Argentina, que completará esta jornada inaugural en González Byass. Será la primera ocasión que la cantaora onubense tenga su sitio en el Festival, donde aún no había tenido la oportunidad, y sí que lo había hecho antes en eventos importantes de Jerez como la Fiesta de la Bulería.

El Teatro Villamarta volverá a adquirir el peso relevante durante estos 16 días de festival, y lo hará amparando a grandes nombres del flamenco y la danza internacional, como María Pagés, que presentará en Jerez ‘Una oda al tiempo’, o Eva Yerbabuena, que tres años después de ‘Apariencias’ regresa al coliseo jerezano con ‘Cuentos de azúcar’.

Dentro del elenco que pasará por el teatro no hay que olvidar al gaditano Eduardo Guerrero, que acaba de retornar triunfante de Estados Unidos con un gira exitosa. El Premio del Público de 2017 presentará esta vez ‘Sombra efímera’, que aunque fue estrenada en Sevilla hace unos meses, la ha remozado adaptándola al teatro. Tampoco a Marco Flores, todo un icono para muchas cursillistas, y que exhibirá ‘Fase alterna’, con el que da un paso más a su capacidad creativa;y sobre todo Mercedes Ruiz, que traerá por fin a Jerez el homenaje creado en colaboración con el guitarrista Santiago Lara sobre la gran obra de Manolo Sanlúcar, ‘Tauromagia’.

Otros nombres a tener en cuenta en Villamarta será Rubén Olmo, ‘Horas contigo’, Fuensanta ‘La Moneta’, con ‘Granada’, David Coria, que estrena ‘Anónimo’, con Patricia Guerrero, y ‘Distopía’, Jesús Carmona y ‘Amator’, con Concha Jareño y ‘Recital flamenco’ y por supuesto, María del Mar Moreno, que pondrá en escena el trabajo recientemente estrenado en Sevilla y donde se pone en las manos de la dramaturga Pilar Távora para interpretar a ‘Medea’. Tampoco hay que olvidar el resultado del proceso creativo de la compañía residencia iniciado el pasado curso con Ana Morales

Joaquín Grilo abrirá edición en el Villamarta con 'La calle de los sueños' e Israel Galván cerrará el programa con 'El amor Brujo'

.

Dentro de la larga lista no podemos olvidar al Ballet Flamenco de Andalucía, bajo la dirección Rafael Estévez, con su tercera creación, ‘Flamencolorquiano’, estrenada con éxito en Granada el pasado verano. El colofón a la programación del Teatro Villamarta correrá a cargo de Israel Galván. La dirección del Festival ha vuelto este año a apostar por un peso pesado para poner el cierre a una edición, y quién mejor que el bailaor sevillano, que ha preparado expresamente ‘El amor brujo’.

El resto de espacios mantiene su filosofía. Así, por Paúl pasará lo nuevo de Leonor Leal, ‘Nocturno’, José Maldonado, que tan buenas sensaciones ha dejado en los dos últimos años, primero con Liñán en ‘Reversible’ y luego con La Piñona asumiendo la dirección artística, Paloma Fantova, que por fin tendrá un sitio en Jerez, y la joven Ana Latorre, hija de Javier Latorre que estrenará ‘Leiva yo a contar’, apoyada en su madre la bailaora Nuria Leiva.

El mismo enclave albergará dará cobijo a las guitarras, que en esta edición tendrá a Bolita, Javier Patino y Pepe del Morao.

Por su parte, la Sala Compañía será testigo del estreno en solitario de Christian Lozano, que toma por fin su camino individual. El mismo espacio servirá para las propuestas de Vanesa Coloma, Vanesa Aibar (estrena Sierpes), Adrián Santana y María José Franco, y la de los jerezanos Yéssica Brea y Fernando Jiménez, que participarán por primera vez en solitario.

González Byass servirá nuevamente como enclave de lujo para saborear recitales de cante como los del maestro José de la Tomasa y Perico El Pañero, los debuts en solitario de Felipa del Moreno, que pondrá en escena ‘Jerezaneando’, y Lela Soto, ‘Mi herencia cantaora’, donde contará con el arrope de la familia Sordera y el virtuoso guitarrista lebrijano Rycardo Moreno.

Al contrario que en años anteriores, la única actuación a mediodía será de nuevo en González Byass, esta vez para exponer ‘Flamenco Kitchen’, una obra flamenco-teatral con la polifacética Ana Salazar y la bailaora Ángeles Gabaldón en el elenco.

El cante también tendrá su rinconcito mágico con la vuelta de Villavicencio. El acústico del palacio será relevante en el Festival, que devuelve así las deudas pendientes con artistas como Juan de Mairena, premio al mejor cante de Acompañamiento en 2017, y con el jerezano Manuel Tañé. También servirá para estrechar lazos con La Unión, cuya última Lámpara Minera, Alfredo Tejada, ofrecerá un recital en su reencuentro con el Festival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios