Diario de las Artes

La belleza de lo sutil

Una obra de Carmen Chofre.

Una obra de Carmen Chofre.

No debe ser fácil para quien es afortunado pintor, con formas bien definidas, acentuado planteamiento artístico y contundente disposición conceptual, derivar su trabajo a meras fórmulas ilustrativas. La realidad pictórica está por encima de cualquier otra situación y apartarse a otro desenlace creativo que no sea el habitual debe ser cosa harto difícil y no al alcance de todos. Hacerlo adecuadamente y con sabias estructuras compositivas – muy sabias y muy bien descritas como es el caso que nos ocupa – ha de ser algo destinado a los más privilegiados. No cabe la menor duda de que Carmen Chofre lo es y que su estamento artístico es de los más poderosos y el sabio postulado de un arte serio que lleva en las venas. Por eso dice mucho de la artista esta exposición. En la misma observamos una línea que no es la habitual en ella, sin embargo, sabe formular una propuesta en la misma sabia, segura y acertada modulaciones que en su poderosa pintura.

Por ello, una vez más, nos descubrimos ante una artista importante que ejerce, en todo momento de artista, y se abre con el mismo entusiasmo a una realidad que, aunque con otro revestimiento formal, mantiene las más expectantes y determinantes perspectivas plásticas y estéticas.

Nadie, a estas alturas en esta ciudad, desconoce la creatividad de esta pintora sevillana afincada en Jerez y protagonista de los más ciertos estamentos creativos que se suceden en Jerez ciudad; todos llevados a cabo desde su posición de profesora en la Escuela de Arte donde es motor de muchas cosas y punto de encuentro de las mejores acciones que desde ella se llevan a cabo. Carmen Chofre, que es una magnífica paisajista, que es una de nuestras más preclaras retratistas y de otras significativas proposiciones, facetas que domina con criterio y verdad, nos adentra en esta comparecencia por las complejas posiciones del dibujo; un dibujo que ella maneja con el máximo criterio, envolviéndolo de un absoluto dominio técnico, de una segura manifestación ilustrativa y de un sutilísimo postulado representativo; reflejo de lo mejor que puede dar su certero concepto de la ilustración; algo que, como ocurría con sus otros trabajos, ella domina y lo hace poderosa manifestación.

La exposición en Espacio Abierto es importante por varios motivos. En primer lugar, porque, definitivamente – por si alguien lo había puesto en duda – la sala va tomando cariz en el contexto general del arte de Jerez. Espacio Abierto se va consolidando y buenos artistas confían en su estamento como galería de arte. Me alegro por las jóvenes galeristas. Pero, además, porque nos encontramos una faceta diferente de la pintura de Carmen Chofre; una realidad artística que nos vuelve a descubrir una autora importante, con un dominio especial del dibujo y una sutilísima manera de ofertar una realidad sabia, bien dispuesta con los bellos organigramas pictóricos que convencen. En esta muestra su trabajo a nadie puede defraudar porque refleja claridad, total sintonía con la mirada del espectador y poderosa manifestación de unas formas tan bien concebidas como llevadas a cabo.

Carmen Chofre se ha decantado por una colección de obras dibujísticas que recrean una humanidad perfectamente descrita, con una línea argumental muy bien dispuesta y que desentraña esa clarividente experiencia dominadora en un dibujo que no limita, sino expande, que diversifica la expresión y describe un argumento estricto en su línea compositiva y bello en su resultado final. Son obras que convencen, que gustan y que hacen reencontrarse, de nuevo, con los postulados sabios de la mejor pintura.

El arte, a pesar de lo que quieran hacer crear algunos iluminados, también tiene facetas cercanas, que dejan entrever espacios que son tan importantes como los sesudos argumentos conceptuales que quieren imponer las escleróticas ideas de unos pocos con pobres fórmulas de escasa sustancia. En Espacio Abierto tenemos el antídoto para todos ellos.

Obra de Pedro Cuadra. Obra de Pedro Cuadra.

Obra de Pedro Cuadra.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios