Diario de las Artes

Ese dibujo máximo y clarificador

  • Antonio Agudo. Facultad de Bellas Artes. SEVILLA

Exposición de Antonio Argudo.

Exposición de Antonio Argudo.

Me alegra enormemente contemplar exposiciones en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla. Me alegra porque creo que una sala permanentemente abierta y con muestras de artistas importantes debe ser algo que sirva mucho para la formación y motivación inmediata de los alumnos. Además, la realidad dentro de una institución universitaria pasa por tocar todas las muchísimas circunstancias que intervienen en la profesión artística. Asimismo, encontrarnos con la obra de uno de los grandes artistas sevillanos, es algo que es tremendamente significativo. Antonio Agudo es un pintor de primerísima categoría y referente absoluto para muchísimos en una Facultad donde se le quiso y del que, todos, guardan el recuerdo de un profesor con mayúsculas, de esos que dejan huella y que abren las perspectivas de lo mejor del arte a sus discípulos. Sus alumnos lo estiman, lo admiran y lo valoran por su capacidad instructiva, por su sapiencia motivadora, por su inteligencia para captar la unánime atención hacia un arte que él ha enseñado con la pasión de un creador que siente lo que hace y sabe cómo hacerlo llegar a sus alumnos, siempre con criterio y el mayor entusiasmo.

Antonio Agudo es artista total; artista en cuerpo y alma; artista de vocación y ejerciente acertado; pintor convencido y convincente; es un artista de experiencia, con obras que dejan constancia de su acertadísima concepción plástica; sobre todo, por su manejo y solvencia en la difícil acuarela; asunto artístico al que impone una máxima potestad y una absoluta pasión creativa.

Esta exposición en la sevillana calle Laraña nos pone en la sintonía con el genio creador de un artista que no se detiene en un único estamento pictórico sino que su obra fundamenta una realidad abierta donde todo queda supeditado a la fortaleza de una plástica valiente y llena del más riguroso sentido artístico.

La muestra se encuentra comisariada por el Decano de la Facultad, Daniel Bilbao, y por Fernando García-García y, esta vez, nos sitúa en los parámetros del dibujo, materia donde Antonio Agudo es un grandísimo especialista; un dibujo que el artista sevillano y miembro de número de la Real Academia Provincial de Bellas Arte de Cádiz, lleva hasta sus últimas consecuencias; un dibujo justo, exacto, conformador de todo; estructura sabia para cualquier otra situación; un dibujo elegante a la vez que expresionista; definidor y abierto a nuevos desenlaces; además, un dibujo que Antonio Agudo plantea desde varios desarrollos artísticos: marcando los registros básicos de lo real en un paisaje de escueta conformación representativa pero contundente planteamiento formal; un dibujo que eclosiona en un poderoso gesto plástico que parece suspender los esquemas ilustrativos y acentuar al máximo las formas expresionistas de lo real; un dibujo que patentiza los desarrollos de un retrato donde a la representación se le añade los registros mediatos de la personalidad del retratado; un dibujo, en definitiva, que es la marca genuina de un artista en plena efervescencia creativa.

Una exposición de Antonio Agudo es, siempre, la garantía absoluta de un arte sin resquicios; una muestra de Antonio Agudo sobre el dibujo es, asimismo, adentrarnos por profundos espacios de suma artisticidad; el reencuentro total con una realidad artística que él hace grande, mayor, mucho mayor. Porque Antonio Agudo es un pintor sabio, un pintor que hace, asimismo, una pintura sabia; en este caso un dibujo excelso, sin concesiones; transmisor de los valores de un arte imperecedero; clásico por eterno, sin tiempo y con los métodos claros para desencadenar los postulados de una realidad que marca las distancias con ese arte igualatorio y lineal que tanto, hoy, abunda.

Antonio Agudo es un artista que se nos antoja totalmente imprescindible en un panorama donde lo real no siempre se presenta de una manera totalmente lleno de suma artisticidad. Su pintura es una brisa de frescura en un arte demasiado viciado por esquemas a contracorriente. Esta exposición nos conduce por una realidad dibujística que nos abre las perspectivas de un arte grande que Antonio Agudo realza con rigurosidad, seriedad y el máximo sentido artístico. Además, se trata de una muestra que sirve para acercar a los alumnos de Bellas Artes, en primer lugar, a un artista importante que fue profesor referente de la misma y, sobre todo, un pintor con mayúsculas de donde se puede sacar lo mayor y lo mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios