Cultura

"Este disco es el mejor de mi carrera"

  • El artista jerezano cierra hoy el ciclo 'Noches de Bohemia' en la Atalaya, donde cantará temas de su nuevo trabajo, 'Relojes de arena'· El concierto supone la última actuación en su gira de grandes éxitos

Comentarios 13

David DeMaría vuelve a actuar en Jerez y lo hace para poner el broche de oro en la Atalaya al ciclo de conciertos 'Noches de Bohemia', que ha venido desarrollándose todos los jueves desde el pasado 9 de julio y por el que han pasado todo tipo de artistas. Con este concierto, a partir de las 22.30 horas y titulado 'Acústico', el jerezano echa el cierre a su gira 'La fuerza de la voluntad', una celebración por sus más de diez años en el mundo de la música. Sin embargo, el artista se encuentra totalmente volcado en su nueva aventura musical, el lanzamiento el 8 de septiembre de su nuevo disco, 'Relojes de arena', donde sigue siendo David DeMaría pero con un toque nuevo.

-¿Qué va a ofrecer en el concierto de hoy?

-Ante todo, este concierto supone la guinda final a toda la gira que llevamos presentando desde hace dos años, la última que he realizado. Este verano no hemos hecho gira, porque yo acabo de llegar prácticamente de grabar mi nuevo disco. Pero me había comprometido para clausurar 'Noches de Bohemia' como única actuación en toda España este verano, haciendo un adelanto de este nuevo sueño de canciones, mi nuevo disco, que es donde tengo puestos los cinco sentidos.

-¿Busca ofrecer sonidos nuevos?

-Aunque sea acústico, vamos a ir con una formación con piano de cola, set de percusiones, guitarras acústica y eléctrica y un violinista que dará a algunas canciones un toque distinto. Es decir, se ajusta a un formato semiacústico pero donde van a aparecer cinco músicos en escena en algunos momentos. Yo creo que es bonito escuchar canciones, clásicas ya, de David DeMaría pero con otra sonoridad.

-¿El público escuchará entonces grandes éxitos?

-Aunque está basado en la interpretación de canciones de discos anteriores, queremos ofrecer una première de cuatro o cinco temas inéditos. Muchos más no porque con esto de la tecnología, el 'youtube' y todo eso, nos da un poco de miedo que se puedan colar demasiadas canciones nuevas, pero sí que aparecerán algunas.

-¿El single 'Que yo no quiero problemas' es una muestra de este nuevo sonido?

-La verdad es que esta canción se sale un poco de los demás temas. El resto del disco es más pop-rock que nunca, con la diferencia además de que he grabado con la misma banda que me acompaña en los conciertos.

-¿Cómo ve el futuro para 'Relojes de arena'?

-Tengo muy buenas vibraciones. El single ya ha empezado a sonar, el vídeo está rotando y están teniendo muy buena acogida. Es muy buen calentamiento para lo que me espera.

-¿En qué punto de su evolución se encuentra actualmente?

-Con el disco anterior cerramos el ciclo de más de diez años de andadura, haciendo un resumen a modo de recopilatorio, en el que sacamos dos temas inéditos y superamos las 70.000 copias vendidas e hicimos más de 80 conciertos por todo el país. Y ahora he tenido tiempo suficiente para escribir un nuevo trabajo, para mí el mejor álbum de mi carrera que he escrito hasta la fecha.

-Después de más de diez años en la música, ¿han cambiado mucho las cosas?

-Desgraciadamente todo va demasiado deprisa en esta sociedad en la que a veces vamos cuesta abajo y sin frenos. Se están perdiendo las costumbres y los tempos en el simple hecho de comunicarnos entre personas. La música también forma parte de esa sociedad y, desde luego, la industria está en su peor momento por el pirateo y las malas gestiones que han tenido las multinacionales. Eso te hace trabajar el doble, haciendo mejores canciones, intentando hacer mejores discos con menos dinero y llevando un buen montaje en gira pero contando que se ha recortado todo y a veces vamos muy justos. Aún así, yo creo que mientras siga existiendo el lenguaje de la música y una canción siga teniendo el poder de crear un vínculo de comunicación entre dos personas, tendremos una buena terapia para todo aquel que esté poco comunicativo por culpa de esas tecnologías.

-Este concierto demuestra una vez más que es un jerezano muy querido, ¿cómo lo vive?

-Ya hacía dos años y pico que no tocábamos en Jerez y nunca olvidaré ese concierto en el Palacio de Deportes de Chapín, que estaba hasta la bola, a reventar, y en el que me eché incluso a llorar al cantar alguna canción que me devolvía recuerdos de mi infancia abandonados o perdidos por Jerez, por mi tierra. Y creo que un ciclo cultural como 'Noches de Bohemia' es todavía mucho más especial. Me ilusiona sentirme respetado así en mi propia tierra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios