Cultura

El fin de una relación "contra natura"

  • El científico Fernando Hiraldo y el periodista José María Montero hablan en la Fundación Caballero Bonald sobre ciencia y divulgación y del entendimiento entre comunicadores e investigadores

¿Hay que divulgar la ciencia? ¿Merece la pena divulgarla? Son algunas de las preguntas que ayer se pusieron sobre la mesa en la Fundación Caballero Bonald, dentro de una nueva sesión del Seminario Permanente de la entidad, 'Con la ciencia y la literatura', que estuvo a cargo del director de la Estación Biológica de Doñana, Fernando Hiraldo; y el periodista, responsable del área de Medio Ambiente de Canal Sur TV, José María Montero, que dialogaron sobre 'La imagen de la ciencia: documentales'.

En caso de que la respuesta a estas cuestiones sea sí, "hay que analizar cómo y con quién se divulga. Un camino que, por ejemplo, ya hemos empezado con Canal Sur", dijo Hiraldo. A este respecto, Montero habló de qué herramientas hay disponibles para divulgar la ciencia en los canales que llegan a la población, que no es especialista en cuestiones científicas. Es decir, cómo desde la televisión generalista se puede hacer divulgación científica para todos los públicos. "En este caso, el documental hecho en Andalucía, con investigadores de la tierra, que son pioneros en el territorio. Cómo se hace ciencia para personas que no son especialistas".

Sin embargo, para Hiraldo el camino todavía es largo "ya que en ciencia ni estamos haciendo todo que debemos, ni al nivel que deberíamos y que la sociedad necesita, ni creo que la estemos divulgando bien. Hacemos agua en la cantidad y en la calidad a pesar del esfuerzo". El director de la Estación Biológica de Doñana apuntó que para que la sociedad sea científicamente más culta "es decisiva la divulgación, una culpa que compartimos la sociedad y los científicos. Una asignatura que, o aprobamos pronto o la vamos a sufrir mucho". Y José María Montero subrayó lo que se necesita "mejor" entonces en dicha difusión: el entendimiento entre los comunicadores y los científicos. Una relación hasta hace poco "contra natura y sin embargo, nos necesitamos unos a otros. Ellos necesitan trasladar a la sociedad todo el sentido de su actividad y nosotros necesitamos contar historias. Hay que buscar un punto de conexión entre ambas actividades para hacer un producto que, sin dejar de ser riguroso, sea entretenido. Es un reto". En este sentido, Hiraldo comentó que el ciudadano "depende más de la ciencia para su desarrollo y su felicidad de lo que ha dependido a lo largo de la historia, y sin embargo, estamos en el periodo de la historia en que el ciudadano entiende menos a la ciencia y a los científicos. Se recurre mucho a nosotros pero no se nos entiende. Es una distancia que hay que acortar desde todas las partes. La ciencia está con el ciudadano desde que se levanta hasta que se acuesta".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios