Cultura

El mundo del flamenco rinde honores a Curro Fernández

  • El cantaor de Triana celebra hoy en Fibes los 50 años de su debut rodeado de la plana mayor actual, en un espectáculo ideado por su hija Esperanza y dirigido por José Antonio

El cantaor Curro Fernández recibirá hoy un merecido homenaje de parte de la profesión flamenca. Algunos de los más destacados representantes del arte jondo actual se darán cita en el nuevo Auditorio del Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes) con este objetivo. La idea partió de la cantaora Esperanza Fernández, hija del artista, que incluía un pequeño homenaje a su padre en el espectáculo De lo jondo y verdadero que estrenó en la última edición de la Bienal de Flamenco de la ciudad.

Aquella noche de finales de septiembre en el Real Alcázar, Esperanza Fernández le cantó a la bailaora Ana Morales la petenera que su padre interpretaba para la gran bailaora sevillana Manuela Vargas, en cuya compañía militó varios años. En la Bienal fue la guitarra de Miguel Ángel Cortés la encargada de completar este triángulo de cante, baile y toque que se convirtió en uno de los momentos más recordados del magno festival sevillano. Este número formará parte del espectáculo que veremos hoy en Fibes junto con algunos más protagonizados en igualdad de condiciones por el cante, el baile y el toque.

La cantaora de Triana ha tenido la idea de que cada uno de los números esté protagonizado por estrellas de los tres géneros jondos. De este modo, si la propia Fernández le cantará a Morales, como decimos, Estrella Morente hará lo propio con Manuela Carrasco y así hasta completar un elenco brillante que cuenta, además de los señalados, con la danza de Eva Yerbabuena, Antonio Canales, El Farru, Pastora Galván y José Fernández, hijo de Curro. En el cante escucharemos también las voces de Marina Heredia, La Tremedita, Arcáncel, Juan José Amador, José Valencia, Manuel Molina, Segundo Falcón y Cristian Guerrero. Y las guitarras, además de la de Cortés, correrán a cargo de Dani de Morón, Paco Jarana, Salvador Gutiérrez, Eduardo Trassierra, Jesús Guerrero, El Bolita y Paco Fernández, el tercero de los hijos artistas de Curro. Completan el cartel las percusiones de José Carrasco, Jorge el Cubano, Paco Vega, Antonio Coronel, Miguel junior, Los Mellis, Manuel Valencia y Dani Bonilla. La dirección corre a cargo de José Antonio, ex director del Ballet Nacional, que imprimirá al acto un ritmo escénico fluido ya que se han cuidado al máximo las luces y las transiciones, además del propio elenco.

Conocido en sus inicios también como Francisco Fernández o Curro, Curro Fernández Ríos (Sevilla, 1941) llevó a cabo la mayor parte de su carrera artística como cantaor para el baile porque, además de a Vargas, le cantó al Mimbre o a la propia Manuela Carrasco. Se inició en estos menesteres en 1969, cuando viajó a México con el elenco de La Contrahecha y entre los años 70 y 90 figuró en las más importantes compañías de la época. También ha acompañado a algunas figuras más recientes como Juana Amaya, Carmen Ledesma o Farruquito. No obstante, sus inicios artísticos se remontan a 1967, año en que ganó el Concurso de Cante Jondo de Mairena del Alcor, pasando a raíz de ello a formar parte del elenco que interpretó la Misa flamenca promovida por Antonio Mairena.

Es padre, como decíamos arriba, de Joselito, Paco y Esperanza Fernández y con ellos formó, a finales de los 70, el mítico grupo Familia Fernández, resucitado conmemorativamente en la última Bienal de Flamenco de Sevilla para un espectáculo en el Hotel Triana que desgraciadamente tuvo que ser suspendido poco después de empezar debido a la lluvia. Desde 1969, cuando registró su primera obra de estudio, ha grabado varios discos, el último de los cuales, en 2003, está dedicado al baile de las principales figuras con las que el cantaor recorrió el mundo, y que le acompañan en la grabación con sus pies y jaleos. En los últimos años ha impartido enseñanzas de su cante en el Centro de Arte y Flamenco de Sevilla.

Ésta es la idea rectora del homenaje: reivindicar la labor, a veces callada, del cantaor para el baile. Porque hay cantaores que, desde esta modesta posición atrás, como se dice en el argot jondo, han marcado una época en la historia del flamenco. Uno de estos intérpretes es Curro Fernández, que, por la dulzura de su timbre y su dominio del compás, fue siempre solicitado por todos los bailaores de su tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios