Crítica de Cine

Ni aunque te hagan cosquillas

¿quién es Susana Fogel? Una señora que en compañía de otra llamada Joni Lefkowitz escribió una obrita de teatro, Life Partners, que después llevó al cine con éxito moderado. Cuatro años después ambas escriben la peliculita que hoy nos ocupa y Fogel la dirige insertándose en las líneas de la nueva comedia americana grosera y gamberra.

¿Quién es Mila Kunis? Una presunta actriz cuya filmografía presenta como cumbres de excelencia Después del sexo, Paso de ti, Con derecho a roce o las dos entregas de Malas madres, además de -cuando se pone fina- los petardos pretenciosos de Cisne negro o En tercera persona. ¿Quién es Kate McKinnon? Otra presunta actriz que ya trabajó con Fogel en Life Partners y cuya filmografía consiste en Hermanísimas, Ted 2, el remake de Cazafantasmas o Una noche fuera de control.

Lo que la unión de Fogel, Kunis y McKinnon produce es lo previsible: nada. Una comedia basta, ruidosa y sin gracia, pretendidamente loca, supuestamente feminista y suficientemente grosera para que guste a algunos espectadores pero no lo suficiente para que guste a algunos críticos fans de la nueva comedia americana. Dos amigas metidas en un lío de espionaje internacional. Es tan graciosa como el ingenioso juego de palabras de su título con uno de Bond. No asoma la risa ni aunque te hagan cosquillas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios