Cultura

Un homenaje de agradecimiento y cariño a El Puerto y su historia

  • La jerezana Fátima Ruiz de Lassaletta presenta en la Bodega de Mora de Osborne su nuevo libro, 'La ciudad de los cien palacios'

Fátima Ruiz de Lassaletta presentó el pasado miércoles su nuevo libro, La ciudad de los cien palacios. De cargadores de indias del XVII a bodegueros del XX, en el agradable escenario de la bodega de Mora (uno de los palacios presentes en el citado libro), ante unas 250 personas. Con dicho acto, la cuarta obra de la autora jerezana vio la luz.

La escritora estuvo acompañada por el conde de Osborne; el editor, José Mateos; y Luis Suárez Ávila, autor del prólogo. "Es propio de Fátima -afirmó Mateos- ver la ciudad con unos ojos limpios. Hay una ceguera muy habitual proporcionada por lo cotidiano que hace que las cosas nos sean invisibles". Suárez Ávila, que repasa en su texto la historia de la ciudad, destacó la labor de algunas iniciativas privadas de restauración de ciertos palacios de la localidad presentes en el libro. "Para todas las casas y palacios -explicó-, Fátima tiene palabras halagüeñas y alguna censura por el estado lamentable en que están en la actualidad".

La ciudad de los cien palacios es una obra escrita con cariño hacia El Puerto. La iniciativa de escribir esta obra se debió a un motivo personal: dos de las tres casas donde su abuela y madrina Carolina Terry nació, se casó y murió están abandonadas y derruidas. Sólo permanece en pie aquella en la que nació, situada en la plaza de los Jazmines, la que ha sido hace escasas fechas hotel Medinaceli.

Asimismo, la autora recordó -tal y como hacía en una entrevista previa publicada en Diario de Jerez- que el libro es un alegato para concienciar a políticos y personas en el cuidado y conservación de estos edificios "que son cultura y una parte muy importante que nuestros antepasados nos han dejado. La construcción de nuestras vidas viene de las casas donde nacimos y vivimos", destacó. Se trata de un título para invitar a los más jóvenes a esforzarse por un presente y un futuro digno de nuestra historia.

Ruiz de Lassaletta recalcó además que "aunque la ley de propiedad privada es intocable, hay que asegurar el buen gusto". A lo que añadió que "es en las grandes empresas en las que tiene que recaer gran parte de esta labor". Asimismo expuso que "hay que cuidar la Academia de Santa Cecilia ya que es un vehículo estupendo para todo lo portuense". Fátima Ruiz de Lassaletta agradeció la presencia de los asistentes, entre los que destacaban importantes figuras del mundo empresarial, de las bodegas y la literatura como César Saldaña, Tomás Osborne Gamero-Cívico, Francisco Bejarano, José Mateos, Enrique García Máiquez, Begoña García, Felipe Morenés o Aquilino Duque.

Tras finalizar la presentación se pudieron degustar algunos de los vinos de la famosa bodega. La autora firmó un gran número de ejemplares y dijo sentirse encantada y feliz por la expectación surgida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios