Cultura

Una mirada sarcástica al mundo a través de la poesía

  • La Academia, hoy

CON el título 'La vocación del zángano', se presenta este poemario del autor jerezano Manuel Francisco Reina, hoy martes en la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras. Este libro supone una rareza dentro de la obra del escritor, así como una singularidad en el panorama literario y poético contemporáneo. Una rara avis en el corpus lírico de este autor, preocupado por la reelaboración del lenguaje poético, de la metáfora, y la rica tradición barroca, ya que parte de una visión descarnada, sarcástica y mordaz del mundo, no exenta de melancolía, muy contemporánea, en la que se introducen elementos del hoy como la "telebasura", "la crisis", o la hipocresía, así como de la eficiencia salvadora o no de la cultura, no habituales del mundo poético. Aunque parezca un libro marcado por la contemporaneidad de los tiempos actuales, Manuel Francisco Reina asegura que, "estos poemas, fueron escritos al albur de la crisis anterior, mi querido Fernando Quiñones conoció parte del mismo, tras las famosas Expo 92 y las Olimpiadas de Barcelona, en la que sufrimos una crisis económica similar, con todas sus manifestaciones socioculturales de pesimismo, crisis de modelos y de planteamientos que, visto lo que ha vuelto a suceder, no fueron resueltos entonces". En ciertos aspectos, asegura, "recuerda las crisis históricas que dieron como resultado en nuestra historia literaria personajes como los pícaros, y obras poéticas satíricas barrocas, con figuras como Quevedo, Lope o Góngora, una de mis fijaciones desde adolescente". El libro trae a nuestra tradición nombres de la actual literatura americana, sobretodo la chicana, con la que el jerezano estuvo en contacto en los noventa y de la que dio buena cuenta entonces en las páginas del suplemento Culturas de La Vanguardia, como son Jim Goad, y su propuesta de la "poética del exceso verbal", sin renunciar a nombres controvertidos como Nietzsche, Óscar Wilde o Bukowsky, clásicos como Ovidio, poetas esenciales como Góngora, Antonio y Manuel Machado, o maestros andaluces como Pilar Paz Pasamar y Antonio Hernández. Sin embargo, Manuel Francisco Reina declara que "lo que algunos interesantes autores norteamericanos, curiosamente en lengua española, creen moderno, ya estaba en los clásicos grecolatinos. Calímaco, Marcial, y Catulo son ejemplos claros de esta poesía crítica, dura, y a veces procaz, que tenía incluso formas poéticas creadas para ello como el epigrama o la Invectiva que aquí se usan y reivindican." Acompañado por los poetas Josefa Parra Ramos y Víctor Alija, editor además de la Compañía de Versos Anónimos en la que aparece este título, la presentación y lectura del mismo, que será en la Sede Social de la Real Academia de San Dionisio, en la calle Consistorio, 13, hoy martes, a las 20,30 horas, no dejará indiferente a nadie. No en vano, la escritora zaragozana Magdalena Lasala, asegura en su prólogo que "La vocación del zángano" es un conjunto de versos primordiales, un poemario fundamental, una declaración substancial de la transición humana desde la mentira consentida hasta la verdad que nos hace libres y nos mata, sin redención." No se lo pierdan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios