Cultura

Un ‘nuevo aire’ para la rotonda de Jacaranda con Fernando Toro

  • Esta glorieta luce desde ayer el abanico andaluz realizado por el artista jerezano

Comentarios 2

La glorieta de Jacaranda luce desde ayer un nuevo aire, el aire que le da el abanico diseñado por el artista jerezano Fernando Toro quien, con esta su primera escultura en un espacio público, quiere rendirle un homenaje a Andalucía: Sus ocho provincias son los ocho lunares que adorna este abanico rojo.

En el acto de inauguración, presidido por la alcaldesa Pilar Sánchez, estuvieron presentes no sólo sus familiares, amigos y políticos tanto del PSOE como del PP, sino también una amplia representación del ámbito cultural jerezano como los pintores Juan Ángel González de la Calle, Manuel Daza, José Basto, José Manuel Reyes y su propio hermano, Paco Toro.

Según el autor, “este abanico puede que parezca un guiño fácil a nuestros valores e idiosincracia pero, una vez más, mis pensamientos arrancan de lo andaluz, creo que es inevitable y al mismo tiempo maravilloso. Mi identidad es andaluza por naturaleza, y así quiero que sea. Su territorio está lleno de experiencia humana y nos sirve de inspiración a todos los que vivimos aquí, e incluso fuera de su territorio con el pensamiento y la imaginación”.

También aclaró que “soy pintor desde niño, no escultor, pero no me conformo sólo con los pinceles y tengo la necesidad de hacer escultura, grabados, cerámica...” Concretamente, el diseño de este abanico es un regalo que hace el artista a la asociación de vecinos Palos Blancos, a la que pertenece. De forma altruista han trabajado también en su realización alumnos de soldadura, pintura, cerámica y diseño gráfico de los cursos de PPO. Asimismo, diversas donaciones y las cuotas de los socios han hecho realidad este proyecto.

Pero lo que para Fernando Toro tiene una especial importancia es que “este proyecto ha salido de una urna, por votación de los vecinos: Tanto el nombre como la escultura, han sido cientos de vecinos los que han votado por este proyecto, y esa es de las cosas que más me gratifican, porque siempre estamos persiguiendo que las cosas con dinero público deberían salir a concurso. Esta es la singularidad de esta escultura con respecto a las demás que tenemos en Jerez: Esta ha sido por votación popular, y a mí me enorgullece muchísimo”. Tras el acto, los asistentes probaron una tarta que reproducía este abanico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios