ramón gener. barítono, pianista, escritor y divulgador musical

"La palabra clave es compartir"

  • El popular director de 'This is Opera' presentará este martes en el Teatro Villamarta su segundo libro, 'El amor te hará inmortal'

  • Aquí, una charla sobre las bambalinas de la música

Ramón Gener es director y conductor de los exitosos programas de televisión 'This is Opera' (TVE) y 'Òpera en texans' (TV3). Licenciado en Humanidades y en Ciencias Empresariales, inició su trayectoria musical estudiando piano en el conservatorio del Liceo. Años más tarde, la soprano Victoria de los Ángeles lo empujó a iniciar estudios de canto. Después de una corta carrera como barítono profesional en la que cantó en numerosas óperas y zarzuelas, dejó el canto de lado para convertirse en un divulgador musical de primer orden. Un conquistador de masas por sus palabras y su forma de ser. Pronuncia conferencias e imparte cursos por toda España, tanto en universidades como en teatros y colabora en los programas de radio 'Hoy por hoy' de la Cadena SER y Versió RAC1. El próximo martes, 13 de diciembre, a las 19,30 horas, estará en el Teatro Villamarta para presentar su segundo libro, 'El amor de hará inmortal' (Plaza & Janés).

-Viéndole a usted, por ejemplo, en su programa 'This is Opera', con esa forma de ser tan sociable, siempre con una sonrisa y tanta vitalidad, pues no le imagino de bajón.

-(Risas) No, pues no, tiene razón, de bajón es difícil encontrarme.

-Lo digo por el origen de este libro, que surge a raíz de la muerte de su padre.

-Bueno, hay una cosa que decía Amy Winehouse cuando le preguntaban por qué escribía tan pocas canciones. Ella contestaba que le resultaba imposible escribir canciones sobre cosas que no le hubieran sucedido a ella. Tanto en mi primer libro ('Si Beethoven pudiera escucharme', Now) como en el segundo, me pongo a escribir sin saber muy bien qué escribo y al final siempre me salen mis propias experiencias. Quizás en el tercero sea distinto. Y no lo hago porque piense que las mías tengan más importancia que las de nadie, sino porque esas cosas importantes, cuando se te muere alguien cercano, son las mismas para todos.

-En esta ocasión necesitó escribirlo para asumirlo.

-Sí, para intentar poner en orden todos los sentimientos. Sí, como soy tan expansivo, tan enfermizamente sociable, necesitaba poner en orden todas esas cosas que no me habían pasado antes. Escribir ayuda al menos a eso.

-Una forma de ser que le alegrará, ¿no? Es una satisfacción.

-Bueno (ríe), sí. Hoy es 9 de diciembre de 2016 (día de la entrevista) y habrá otros 9 de diciembre, pero no como el de 2016. Hoy es el único día del mundo que es tal cual. Y como es el único, y es el último, pues a tope con él. Y me parece una pena desperdiciarlo esperando que mañana vuelva a salir el sol. Hoy es el último día del mundo.

-¿Cómo decide qué personajes deben formar parte de este libro?

-Lo primero que hice fue poner en orden mis sentimientos. Después, mis amigas las Moiras y yo teníamos muchos personajes que visitar. Al final fuimos a ver a todas esas personas que me son más cercanas, que forman parte más de mi imaginario, que me han acompañado más a lo largo de mi vida de alguna manera. Verdi, Callas, Schumann, Brahms..., personajes que noto muy míos.

-¿Algún personaje no le enseñó nada?

-No, todos tenían algo que enseñar. Y no porque fueran ellos más especiales que nadie, porque al final todo lo resuelven con la música, que me parece maravilloso.

-Como conclusión, la ópera es más que lo que vemos, hay seres humanos detrás. No es elitista.

-Al final todo es lo mismo, todo el mundo es igual. La ópera es la vida, no es algo extraño. Todas esas personas sienten igual que sentimos todos y se trata de compartir todos esos sentimientos. Y ya sabes, había unos tipos en Finlandia que descubrieron que el mapa de las emociones humanas es igual para todo el mundo, independientemente de si eres un ignorante o un ilustrado, blanco, negro, si subes o bajas, entras o sales... Y da igual si eres Verdi, soy yo o eres tú. La palabra clave es compartir.

-¿Su figura ha servido para acercarla al público?

-No lo sé. Cada día recibo mensaje de muchas partes del mundo de gente que ha ido al teatro, a la ópera o que ha visto el programa y me siento tremendamente feliz por ello. Con que hubiera recibido tan solo uno, todo hubiera merecido ya la pena.

-La música es el camino para usted

-Es la clave para los 7.000 millones de personas que hay en el mundo. No hay a nadie que no le guste. Al final, lo importante del libro es que hemos hecho este viaje, resolvemos todos estos sentimientos siempre con música, pero al final, ¿qué? ¿Para qué sirve? Porque cuando haces un viaje hay que llegar a algún puerto, por eso ese final sobre lo que decían los griegos de que te mueres definitivamente cuando nunca nadie más te recuerda, cuando todos nos olvidan. Y este libro es para que mi padre, que ya murió dos veces, no tenga que morir una tercera. Es para recordarle siempre, para que mientras tengamos en las manos este libro esté en el recuerdo de alguien, así no estará muerto. Pero también es para tu papá, tu mamá, tu abuela, tu hermano, tu tío, tu hijo y puedas también recordarles. Es una ilusión, al menos mía, de que todos esos seres queridos puedas convertirlos en inmortales.

-¿Qué opina de la ópera que se hace actualmente en España?

-Mmm..., entramos en un terreno resbaladizo. Yo tengo ideas subversivas al respecto, lo que pasa que necesitan grandes explicaciones porque van contracorriente, pero no tenemos el tiempo suficiente para ello. Mejor ser políticamente correcto.

-¿Cómo será la presentación del martes?

-Intentaré explicar qué es el libro, porque no es fácil, ya que está entre la ficción y la no ficción. Compartirlo del mejor modo que puedo y dejar luego que la gente me haga todas las preguntas que puedan. Y me encantará estar todo el rato que ellos quieran.

-¿Qué habrá tras 'El amor te hará inmortal'?

-Para 2017 empezaré a trabajar en mi nuevo programa de televisión, que me hace mucha ilusión, que tendrá más que ópera, música de todos los tipos y tratará de ser más transversal de lo que ya era 'This is Opera', y llegar a lo que me interesa que son los sentimientos y las emociones. El programa supongo que se podrá ver en España a finales de año. Sigo con mis conferencias, charlas, clases, y viniendo a Jerez a presentar el libro, algo que hago con mucha ilusión.

-Dejó usted su faceta artística para darle al arte otro papel en su vida. ¿Qué le queda por hacer como comunicador?

-Eso de comunicador es una cosa que no me había planteado nunca y ahora todo el mundo me lo dice. La verdad es que es muy curioso porque hace dos semanas estaba en Las Palmas hablando sobre Kraus con mi piano en el escenario y todo el mundo estaba esperando a que yo hablara, y la semana pasada en Valencia... Antes salía para cantar y ahora es para una cosa distinta, pero sigo encima del escenario, sigo haciendo música, explicándola, tocándola, pero de un modo distinto. Antes me hacía ilusión cantar, pero ahora me hace también mucha ilusión compartir la música, y casi casi diría, no sé si decirlo, casi que me hace más ilusión que antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios