Lectores sin remedio por Ramón Clavijo y José López Romero

Un placer y salud

YA de vuelta. Un placer. Un curso más por delante que, por todas las señales del cielo y del infierno, no nos será propicio. Sin embargo, mi compañero Ramón y yo acometemos esta empresa con ilusión renovada y quedamos muy agradecidos a los lectores por acercarse cada semana a esta página para compartir con nosotros nuestro amor por los libros, por la literatura (con mayúscula), y compartir también, los olores y los sabores agridulces de los libros. Nada nos debe ser ajeno y más en estos tiempos en que todo apoyo, toda colaboración, cualquier idea deben ser bienvenidos, si parten de la generosidad, la sabiduría y la experiencia. Y a veces la literatura nos servirá para alejarnos de una realidad que no nos gusta, pero muchas más veces debe servirnos para reflexionar sobre ella y comprometernos para mejorarla. Y en esto de la colaboración, de la idea brillante que puede si no mover al mundo, a nuestra sociedad, al menos zarandearla un poco, me topé hace unas semanas con la figura de Marc Vidal (no confundir con Nacho, aunque el contexto lo permita por lo del zarandeo). Marc Vidal es un joven autor de dos libros titulados 'Crónica de una crisis anunciada' (manida adaptación del título de la novela de García Márquez), publicado en 2009, y el más reciente 'Contra la cultura del subsidio', que ya va por la tercera edición. En una entrevista reciente, la periodista calificaba a Marc Vidal como "emprendedor en serie, arruinado y superviviente" y destacaba que es "una de las personas más seguidas en España en tuiter". Personalmente no me gustan y, por tanto, no tengo entre mis lecturas libros que tratan temas de tanta actualidad que terminan por convertirse en efímeros al poco de publicarse; ni siquiera aquellos cuyos autores nos merecen, por su prestigio en dichos temas, toda nuestra confianza. Como tampoco me atraen esos otros de autoayuda que proliferan en las tiendas y librerías, una especie de manual de instrucciones o prospecto de perogrullo ante cualquier problema de orden personal o laboral. Porque la lectura de los periódicos y estar bien informado a través de los distintos medios de comunicación es, a mi juicio, suficiente para hacernos reflexionar sobre la situación actual; y porque no hay nada como el apoyo de la familia y de los amigos para salir de cualquier atolladero. Pero la juventud de Marc Vidal y lo ya vivido me impulsan a concederle un punto más de credibilidad, porque no cabe duda de que durante demasiados años, y en especial en la última década, España ha sido y sigue siendo un país de subsidios, en el que los más listos (que son legión) sólo quieren su paguita a final de mes subsidiada por el Estado. ¿Trabajar? Hasta urticaria les entraba. No solo hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, sino que hemos pensionado y seguimos pagando a más ciudadanos de los que nos corresponde; muchos en edad actualmente de trabajar en vez de pasear y tomar cervezas; otros, con enfermedades que no les impide desarrollar otras labores en otros puestos. Y en Andalucía… A la vista está. Mucha salud a todos, porque dinero…

José López Romero

Libros recomendados:

La señora Dalloway

Virginia Woolf. Alianza, 2009.

El estudio que le dedicó Mario Vargas Llosa a esta novela publicado en su volumen 'La verdad de las mentiras', más la relación que la crítica ha observado que esta obra de V. Woolf guarda con el 'Ulises' de Joyce, me indujeron inevitablemente a su lectura. Todo un acierto. Un día en la vida de la señora Dalloway, Clarissa de nombre, da mucho de sí; más cuando ese día se localiza en Londres y pocos años después de la Primera Guerra Mundial. La preparación de una fiesta en casa de la familia Dalloway, sus amistades, y sus relaciones, entre las que destaca Peter Walsh, su antiguo novio, y la sensación de fracaso en lo personal y profesional de este personaje, contrasta con la historia de Septimus Warren Smith, joven soldado hundido en la locura y en su obsesión por el suicidio, que lo lleva acompañado de su joven esposa a la consulta del dr. Bradshaw. Publicada en 1925 es una verdadera obra maestra, como la califica Vargas Llosa en su excelente estudio. J.L.R.

Campo de Agramante

Fundación Caballero Bonald, Jerez. Nº 17.2012.

Cuando dentro de unas semanas se va a celebrar en nuestra ciudad el XIV Congreso de la Fundación Caballero Bonald, una de las citas culturales más importantes en el calendario local, sale a la luz el nº 17 de su revista, 'Campo de Agramante', que será presentado en uno de los actos de dicho Congreso. Y lejos de perder calidad con el transcurso de los años, este número mantiene los mismos niveles de cuidado por el formato, y mejora, si cabe, el contenido con un homenaje al magnífico poeta José Ángel Valente, además de las entrevistas a dos narradores de los 50: Antonio Ferres y el gran Medardo Fraile, uno de nuestros mejores 'cuentistas' del siglo XX. Pocas son, lamentablemente, las revistas literarias de calidad que aún resisten el paso de esta crisis, el mérito hay que concedérselo a los gestores de la Fundación y al consejo de esta revista, que dan sin duda prestigio a nuestra ciudad. J.L.R.

La berlina de Prim

Iam Gibson. Planeta, 2012.

Tenaz y polémico investigador de la figura de Lorca, ahora, cuando estaba inmerso en otra biografía, la de Buñuel, decidió aparcarla y hurgar desde la ficción (es esta su primera novela) en otro suceso que le cautiva y que sigue rodeado de misterio: el asesinato de Prim. Para ello se vale de un personaje Patrick Boyd, periodista irlandés, hijo ilegitimo de uno de los fusilados junto a Torrijos en Málaga, que regresa a España deseoso de esclarecer aquel acontecimiento que sucediera tres años antes de su llegada. La historia va adquiriendo interés a medida que avanzamos en la lectura, pero lo que le interesa a Gibson es recomponer el clima de aquella España convulsa acercándose a la vida cotidiana de ciudades como Sevilla o Madrid, para finalmente deslizar una curiosa hipótesis sobre quién pudo estar detrás de aquel magnicidio que tanta influencia tuvo en el complejo mapa político de la España contemporánea. R.C.P.

Niebla roja

Patricia Cornwell. RBA, 2011.

Cuando inicio la lectura de un libro estimulado por el consejo de alguien, lo hago con cierta prevención y escepticismo. Y la verdad es que no tengo motivo para ello, pues suelo toparme con historias magníficas o desastrosas en la misma proporción que cuando lo he hecho guiado por mi instinto. Patricia Cornwell, una autora con un recorrido literario casi exclusivamente centrado en las andanzas de la forense Kay Scarpetta, no había llamado mi atención hasta que mediaron la concesión del premio de novela negra RBA y la insistencia de un amigo. Me lo he pasado bien leyendo esta novela, lo que ya es algo cuando uno dedica su tiempo a la lectura. Con algunos guiños a la mejor P.D. James, lo que realmente me ha gustado es descubrir un estilo propio entre los trillados caminos de este género, donde la reflexión sobre la sinrazón de unos asesinatos tienen más peso que la truculencia a la que tantas novelas sucumben. R.C.P.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios