Cultura

El reeditado 'Ventajas de viajar en tren' protagoniza el ciclo Letras Capitales

  • El escritor Antonio Orejudo habla de su célebre obra en la Fundación Caballero Bonald

El Centro Andaluz de las Letras (CAL) continúa con su programa de actividades 'Letras Capitales', que ayer estuvo protagonizado en la Fundación Caballero Bonald por el escritor Antonio Orejudo, que presentó su reeditado libro 'Ventajas de viajar en tren', publicado por Tusquets Editores. Esta novela encadena, a la manera cervantina, historias de inventiva inagotable en una estructura circular magistralmente resuelta. El acto de presentación estuvo a cargo del también escritor Manuel Bernal.

Publicada hace más de una década y ganadora del XV Premio Andalucía de Novela, 'Ventajas de viajar en tren' supuso la confirmación de Antonio Orejudo como uno de los autores a tener más en cuenta dentro del panorama literario español. Esta obra constituye una versión narrativa del poder creador de la palabra y de la relación entre ficción y realidad. En el transcurso de la lectura, además, la narración misma cuestiona el pacto de credibilidad con el lector, los límites de la locura y la lucidez, la suplantación de la identidad, y la distinción entre realidad e imaginación.

La trama se inicia cuando Helga Pato regresa en tren a Madrid después de dejar a su marido ingresado en un hospital psiquiátrico en el norte. En el vagón, un desconocido, para amenizar el viaje, le pregunta de pronto: ¿Le apetece que le cuente mi vida? Se trata de Ángel Sanagustín, psiquiatra que trabaja en la misma clínica y estudioso de los trastornos de la personalidad a través de los relatos y los escritos de los pacientes. Esos textos son los que guarda en una carpeta roja que lleva consigo. Hay casos de esquizofrenia, de dobles vidas, de paranoicos convencidos del control gubernamental a los ciudadanos mediante la clasificación de sus desperdicios. Cuando el psiquiatra baja un momento en una de las paradas en busca de un refresco y pierde el tren, la mujer tiene en sus manos la carpeta con los escritos. Irresistiblemente, querremos leerlos con ella.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios