La tecnológica estadounidense ha sufrido un descenso de su capitalización de en torno a 200.000 millones de dólares al anunciar China que planea ampliar la prohibición del uso de iPhones en organismos gubernamentales, que limitará aún más las ventas en la segunda economía más grande del mundo que atraviesa un difícil momento. Además, se trata de su mayor mercado exterior y base de producción mundial. La noticia se produce justo después de que su competidor en el país Huawei

Technologies haya presentado su nuevo modelo con microchips chinos y a la espera del lanzamiento del iPhone 15 el martes, un acontecimiento que pondrá a prueba si las nuevas características pueden impulsar a la industria de los teléfonos inteligentes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios