La historia de la humanidad es, y ha sido, la lucha por la supervivencia. Hay que comer y beber, porque sin ello no hay vida humana. Se ha utilizado mucho estos día: "cocinar encuestas", y es como una contradicción. Si hay datos buenos, los ingredientes, es difícil que el resultado de la cocción de ellos desfigure el resultado. En el CIS están los elementos y al alcance de todos. Siempre, desde que se pintaban animales en las cuevas, la comida era primordial. Cocinar a través de la utilización del fuego fue esencial para sobrevivir. Desde Marco Gavio Apicio, siglo I, pasando por Ludovico Sforza, llamado "El Moro", con su cocinero Leonardo da Vinci; hasta el siglo XX con el inspector Carvallo, del novelista Vázquez Montalbán, existe una gran cantidad de libros sobre el tema de la cocina. Cocinar unas encuestas debe ser de pinche de cocinilla. Dedíquense los políticos, y tertulianos, a ver la realidad, los ingredientes, y seguro que el resultado es bueno para quitar el hambre de la población.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios