Creacionismo, mano invisible

En 1776 Adam Smith publicó el libro titulado 'La riqueza de las naciones', donde utiliza la frase "la mano invisible" en el mercado. Algo así como que contra menos se legisle en economía: mejor. No sirve la intervención humana para la redistribución de la riqueza, sino que hay una mano invisible que actúa por sí sola. Es algo parecido al concepto de 'Divina Providencia', "Dios proveerá". Es como el determinismo, la astrología. Es como en la antigua Grecia el Oráculo de Delfos. Algo fuera de la voluntad social, algo fuera de la capacidad humana para transformar. Algo en contra de la libertad. Ese 'dios' que decide por nosotros afirman que es el Foro de Davos; otros que es el Grupo Bilderberg, o la 'Trilateral', la conspiración oculta, que decide nuestro futuro y el de la sociedad. Niegan la capacidad de preguntarnos: Qué hemos hecho mal y qué tenemos que corregir. Los creacionistas niegan nuestra capacidad transformadora. No creo que haya una mano invisible que decida por nosotros. -

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios