Veinte años después de su fallecimiento y cuando concurre la feliz circunstancia de cumplirse el Centenario de su nacimiento, pueden sentirse muy satisfechas, las personas que decidieron dos años después de la muerte de D. Rafael Bellido, fundar la Asociación que lleva su nombre y que con notable esfuerzo y tesón tratan de seguir aplicando en Jerez y su zona pastoral, la máxima evangélica de quién fuera nuestro Primer Obispo – como a él le gustaba recordar – de distribuir entre las personas mas necesitadas y menos favorecidas el llamado “pan de los pobres”, objetivo que felizmente desde 2004 a la fecha se ha logrado cumplir, siendo en la actualidad una cifra superior a los doscientos mil euros que la entidad ha logrado reunir con las cuotas abonadas por sus propios miembros así como los beneficios obtenidos por la venta de libros; entre ellos la biografía de D. Rafael, “Dejadme ser Obispo a mi manera”, lema proclamado por el propio Bellido Caro el día de su ordenación episcopal, en Santa María de su ciudad natal; que tanto le criticaron incluso algunos sacerdotes de su curia, que no entendieron para nada el sentido de las palabras del nuevo Obispo; “Pensamientos”, una auténtica joya que puede ser considerada como el testamento espiritual, según lo definió su sucesor en la sede diocesana y posterior Arzobispo Castrense de España, don Juan del Río Martín y una extensa relación de títulos, de temática heterogénea, publicada por el activo promotor de la Asociación, Pepe Castaño, que no ha parado de intentar poner libros sobre temas jerezanos a la venta, para que sea posible; veinte años transcurridos de la muerte de Monseñor Bellido; cumplir su anhelo vital de ayudar en todo a los marginados de esta parcela de la Iglesia universal.

Y es que siendo importante precisamente la cantidad repartida, entre numerosas Comunidades y Asociaciones benéficas jerezanas; especialmente el Comedor del Salvador, las Hermanas de la Cruz o el Hogar San Juan por citar los mas relevantes, lo fundamental de esta Asociación; en cuya creación participó inicialmente un reducido grupo de personas cercanas a Don Rafael integrado por Castaño, José Luís Valle, Miguel Puyol, que sería su primer presidente, Rafael Flores, Pepe Morales o Manuel Castellano; ha sido mantener viva la memoria de quién por designación del Papa San Juan Pablo II sería nombrado, tras serlo como Auxiliar del Cardenal Buen Monreal, Obispo de la diócesis de Asidonia-Jerez, su Primer titular que como ya queda dicho, a él mismo le gustaba recalcar y así consta en el Pasaje cercano a la Catedral del Salvador rotulado con su nombre…

Feliz aniversario pues, para la historia de nuestra ciudad, este del Centenario de su nacimiento, en el vecino Arcos de la Frontera, que viene a coincidir con los veinte años transcurridos - “tempus fugit”- que la Asociación que lleva su nombre recuerda puntualmente con una misa de acción de gracias en el primer templo diocesano, como ocurrirá también; presidida por Monseñor Rico Pavés; el próximo viernes día 16 de este mismo mes…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios