Feliz año nuevo en semana santa

20 de marzo 2022 - 01:34

Parece que es realidad pero no nos lo creemos. Es muy grande el desajuste que tenemos y vamos arrastrando desde hace dos o tres años debido a la pandemia. Son tantas las alteraciones en los calendarios de costumbres y celebraciones que cuando veamos las Cofradías y los nazarenos o penitentes en la calle a alguien se le escapará esa frase de "Feliz año nuevo".En realidad será como un "Año nuevo". Será nuevo de estaciones penitenciales en la calle porque llevamos dos sin Semana Santa cofrade.

Dos años de tranquilidad para muchos y dos años de ansiedad para otros. El desajuste es evidente teniendo en cuenta que tuvimos que interrumpir desde las navidades hasta la Feria o el Rocio; las primeras comuniones o los mismísimos cumpleaños. Dos años de tragedia continua sin tener tiempo para reflexionar en que es lo que estaba pasando y todavía no ha pasado. Por eso la duda y el escepticismo son valores en alza, no nos lo creemos del todo porque en cualquier momento nos paran otra vez en seco. Parece mentira que la propia Guerra o mejor dicho, invasión de Rusia a Ucrania, esté sirviendo de tregua en esto del virus.

Es como si hubiera un pacto "natural" en el que mientras haya Guerra no hay virus. Qué tontería ,¿verdad? Entonces, si se para la invasión de Rusia ¿es posible que se reactive el virus? Si tuviera lugar esa reactivación del virus y se tuvieran que tomar de nuevo medidas sanitarias más contundentes ¿afectaría de nuevo a la Semana Santa, a la Feria, al Rocio o ya no da tiempo? Parece una locura ¿no?, una incongruencia que nace del miedo o la preocupación pero que he escuchado como teorías posibles en estos días. Teorías de la normalización próxima como teorías de la conspiración. Algunos especialistas o expertos incluso avanzaban durante la pandemia que "después de la pandemia siempre llega una Guerra". La verdad es que quien lo dijo acertó.

Por lo menos lo clavó en lo de la Guerra porque en lo de la pandemia todavía no ha pasado. Sobra decir que todo esto es reflejo de los momentos tan raros, convulsos y duros que estamos pasando en un escenario, por contra, de desarrollo y confort si lo comparáramos cincuenta años atrás. Es tan extraño todo que parece irreal siendo tan cierto. Quién nos iba a decir que en unos momentos tan buenos en el desarrollo de la humanidad lo estaríamos pasando tan "mal".

En unos momentos en los que se va a "arreglar" el problema histórico del Sáhara Occidental y complicar la cosa con Argelia o el Frente Polisario, cuando se vuelve a poner de moda "el macarrón" para chupar "gasofa" del coche o moto ajena debido al alto precio del combustible o que cuando veamos un nazareno por la calle esta Semana Santa le digamos "feliz año nuevo". "Ojú" qué lío más grande tenemos encima y vaya usté condió.

stats