Jerez y la Virgen del Carmen

15 de julio 2023 - 00:00

Algo que llama la atención, sin duda, cuando uno llega a Jerez es la enraizada y profunda devoción que la ciudad y sus gentes, tradicionalmente han tenido por la advocación de la Virgen del Carmen, quedando nuestra población un tanto alejada de la costa, aunque hablemos habitualmente entre nosotros de las añoradas “playas de San Telmo”, donde cuentan que llegaba la marea a través del río Guadalete…

Pero sea por ese recuerdo emocional del pasado, por la conmoción que vivió Jerez con ocasión de la solemne y regia coronación de la bellísima Imagen de la Reina del Carmelo, que recibe culto en el cenobio carmelita al final de la Carpintería Baja, sufragada por cientos de miles de anónimos donativos y la consiguiente entrega de oro y de joyas; por la notable actividad que los frailes carmelitanos han desplegado a lo largo de los siglos en nuestra ciudad; por la vinculación de nuestro escudo, donde figuran las olas del mar o simplemente por la continua presencia, durante años, en nuestras calles, del hábito marrón que tantos hombres y mujeres, especialmente estas últimas, vestían para cumplir promesas y saldar favores celestiales y no digamos de la presencia también habitual entre los devotos, del Escapulario, lo cierto es que cada 16 de julio, algo se percibe en el ambiente; algo singular y único, como si Jerez estuviera de fiesta en torno a una advocación mariana y de hecho, como yo he podido comprobar tantos años, es que no siéndolo, Jerez si está como vestido de gala en honor de una Imagen realmente preciosa, coronada precisamente por el inmenso amor de sus hijos de aquí…

Se prepara ahora, con multitud de detalles, la conmemoración, en el ya cercano año 2025, del Centenario de la Coronación Canónica que durante unos cuantos días convirtió a Jerez en la capital del Reino y que supuso la culminación de todo un largo proceso devocional en torno a la Virgen del Carmen y especialmente desde ahora y pasado el verano comenzará a tomar cuerpo el extenso programa de actos que una comisión creada al efecto ha diseñado para la ocasión que naturalmente avivará aún más el profundo sentimiento de veneración que Jerez y los jerezanos todos, muestran a diario por esta advocación de María, la Madre de Dios, Reina del Carmelo…

Por eso en esta víspera de su festividad, cuando iniciamos lo que podría considerarse como el comienzo de un camino que nos llevará a la culminación de tan singular centenario, que ya ha tenido su inicio en las jornadas de Misión presididas por la Santísima Virgen, en lugares bien distantes de su Basílica menor, donde su presencia ha sido acogida con profunda emoción por cientos de devotos, había que dejar constancia en este semanal BIENTEVEO de lo que para Jerez representa, desde siempre, una jornada como la de mañana domingo…

Y para quienes lo vivan como tal, feliz día de su Santo.

stats