Análisis

Andrés Luis Cañadas

Jerez, en mayo municipales

Las elecciones municipales son, se quiera o no, distintas a otras consultas a la ciudadanía pues en estos comicios de proximidad, quienes acuden a las urnas, dejando a un lado en buena medida las ideologías; aunque por supuesto los "principios" de cada cual cuentan y no poco; los votantes valoran de forma preferente en primer lugar el conocimiento del candidato o candidata a la Alcaldía, su vinculación con la ciudad, la experiencia en el desempeño de la función pública y su conocimiento de la población y, si anteriormente ya ha se ha ejercido el cargo, el balance de su pasada gestión en beneficio de la colectividad dato que servirá evidentemente para establecer comparaciones con las restantes propuestas de los demás partidos que se presentan a dicha competición para los próximos cuatro años…

Se valorará igualmente, de forma preferente, el resto de los componentes de cada candidatura y por supuesto tendrá relevancia en la decisión de tomar una "papeleta" u otra el balance que ofrezcan las respectivas gestiones de los gobiernos nacionales y autonómicos, con alguno de los cuales o con ambos habrá identificación sin duda de una o varias de las candidaturas que concurran a la consulta…

Con el tradicional enfrentamiento entre izquierdas y derechas, centro y "medios volantes", que diría el futbolero, afrontaremos a partir de aquí los meses previos a las anunciadas Elecciones Municipales, en la que los jerezanos, como en las restantes capitales, ciudades y pueblos de nuestro país, nos jugaremos el progreso o el "mas de lo mismo" para los siguientes cuatro años, partiendo de una legislación electoral que, nos digan lo que nos quieran vender, se ha quedado obsoleta pues obedece a un momento histórico concreto de España, afortunadamente superado y que hoy día carece de sentido al ignorar al ganador de la consulta por permitir que se formalicen coaliciones, no anunciadas previamente y materializadas a posteriori, de espaldas a los votantes para lograr el poder, no contemplar un sistema de doble vuelta que premie a quienes obtienen más apoyo electoral, posibilitar la fragmentación de partidos, algunos de los cuales, en cuanto a seguidores, podríamos reunir en la sala de estar de mi casa, permitir que "cuatro gatos" constituyan una formación política sin posibilidad alguna pero que incrementa las interminables papeletas o lo que es peor, buscar un "empleo" retribuido por el dinero público, que también los hay…

Se abre ante nosotros, como en el resto de España, un período en el que seguramente, tal como está el panorama, tendremos enfrentamientos verbales de uno y otro lado, promesas mil que luego se quedan en eso, descalificaciones del adversario, glosas laudatorias de esta o aquella candidata y todo un amplio catálogo que de poco servirá a quienes tienen que ejercer su derecho al voto para tener clara cual sería la mejor opción a elegir para su ciudad.

Así que paciencia, que no es poco lo que tenemos por delante…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios