En el mundo que nos rodea, especialmente a los jóvenes, nos resulta casi imposible no haber caído, al menos una vez, en lo que se conoce como 'postureo'. Esta palabra ya entró en su momento en la RAE, que la define como "actitud artificiosa e impostada que se adopta por conveniencia o presunción". No sé si es la más adecuada para hablar del postureo en redes sociales -y hasta en la vida real- al que me refiero, pero podría valer.

Hace tiempo que la red social Twitter cambió bastante. En estos momentos, cualquier 'estupidez' puede hacerse muy viral. Frases mal escritas o conclusiones increíblemente banales que llegan a los ciento veinte mil retuits. No seré yo quien 'hatee' -estoy que me salgo hoy con esta neolengua'- que cualquier cosa tenga repercusión, pero como rajar también es libre, aquí va mi condena a una moda que no sé en qué momento apareció.

Mi teoría odiadora tiene que ver con las croquetas. De un momento a otro, hace ya algunos años, las croquetas se convirtieron en algo que, aparentemente, todo el mundo adora. Usuarios que buscan retuits y compartidos alabando esta comida que, aunque a mí también me guste, dudo que sea tan maravillosa como para llegar a ser tan cansinos. Sí, es difícil que no te gusten las croquetas, pero... ¿Es necesario repetir constantemente y en muchísimos memes y otros tipos de contenido que son el manjar de los dioses?

Las croquetas son utilizadas por influencers, marcas y empresas para llegar a la gente. Pero ¿por qué las croquetas? Me juego el cuello, además, a que ni a quien lo repite todo el tiempo le gustan tanto, ni han probado alguna más allá de las del puchero.

Con esto solo vengo a resumir lo increíble que me parece que, cuando algo se pone de moda de repente, haya tantísima gente que lo siga por decreto y puro 'moderneo'. Hoy les ha tocado a las croquetas, pero pronto puede ser cualquier otra cosa. Y lo dice uno que, cuando era estudiante, cenaba únicamente un plato de quince croquetas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios