Análisis

Manuel J. Mesa

Ocio nocturno

El ocio nocturno de Jerez en verano es prácticamente inexistente. Me contaban personas algo más avanzadas de edad que un servidor la cantidad de discotecas que existían hace 30 años en la ciudad. Los dedos de las manos no me dan para contarlas. Esa oferta ha ido decayendo con el paso de los años, hasta tal punto de que los jóvenes se encuentran en la tesitura de elegir entre dos o tres lugares a lo sumo. En invierno es salvable. Existen locales acondicionados a la perfección para su uso. El problema viene en los meses de verano, donde introducirse en un local cerrado -por muy climatizado que esté- es comparable a una ruta por el desierto. Tenemos un fantástico centro que sólo aprovechamos para comer, pero ¿y luego?. Pues luego a casa, no hay otra. Muchos jóvenes optan por ir a otros lugares como Zahara, Conil o El Puerto de Santa María. Lógicos destinos por su situación costera. Eso sí, si la ciudad ofreciese ocio nocturno, otro gallo cantaría. Pero claro, llegarían las quejas vecinales y los cerramientos de locales. Preferimos tranquilidad absoluta y molestar a otros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios