En la plaza del Arenal nos montábamos en 'Los Comes', cargados de cestas llenas de sabrosa comida: tortilla, filetes de pollo empanados, pimientos rellenos, piriñaca, Quina de Mackenzie, gaseosa de Merino, sandía… Las playas se abrían por la Virgen del Carmen, era el comienzo del verano. El dictador Franco reinstauró la paga de las vacaciones en el día del Alzamiento Nacional, 18 de julio.

La paga de vacaciones la instituyó la II República Española.

En Francia, 1936, el gobierno socialista comunista decretó la semana de vacaciones pagadas, después de varias 'huelgas alegres'. El gobierno de León Blum convocó a sindicatos y patronal en el Palacio de Matignon y se firmó el acuerdo de dos semanas... Otro presidente socialista Mitterrand, con socialistas y comunista, aprobó la quinta semana laboral de vacaciones. Y es que tener pocas vacaciones, trabajar muchas horas, pagar salarios bajos, no son elementos para aumentar la productividad de un país.

El artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores de 1995, afirma que el periodo de vacaciones pagadas en España no puede ser inferior a 30 días. Era ministro el socialista JA Griñán. Los índices de desempleo en el mundo juvenil y en los mayores de 55 años, dificultan el disfrute de las vacaciones. Estamos como el final de la película 'Casablanca', censurada por Franco: "Siempre nos quedará La Puntilla…".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios