Hace un tiempo me propuse evitar, en la medida de lo posible, utilizar estas líneas que se me conceden bimensualmente para hablar de la covid19, de lo que ha supuesto y supone, de las innumerables olas que llevamos y, en definitiva, del 'mal rollo' que desprende el monotema.

Sin embargo y, por el mismo hecho de que hace tiempo que no trato el asunto, hoy necesito rajar de lo que lleva haciendo gente que conozco y de la que a veces me rodeo desde que empezó el verano. No seré yo el más alarmista, ni el más hipocondríaco, ni el que defienda las restricciones -como muchos que parecen estar a gusto en un panorama lleno de normas y prohibiciones-. Me encanta salir, disfrutar del verano y tomarme cuatro cervezas una noche cualquiera en una terraza. Me encanta, seguramente, igual o más que a algunas personas que se pasan el verano tratando de mostrar al mundo, a través de las redes, lo 'bien' que se lo están pasando.

Porque sí: estamos hartos de no poder bailar, juntarnos veinte a la vez y olvidarnos de esta paranoia que dura ya casi un año y medio. De hecho, yo mismo no me privo de salir prácticamente todos los fines de semana -y algún día tonto entre semana- a tomarme unas pocas y a tapear. Ni yo, ni la mayoría de mis amigos. Sin embargo, de ahí a meternos en pubs veraniegos en los que se olvida completamente el aumento de los contagios y se llega a un nivel de aglomeración que agobiaría hasta en una vida sin pandemia -por la cantidad de gente, se entiende-, hay un trecho. Que sí, que la investigación y las vacunas del virus tendrán sus fallos y su parte de incertidumbre, pero una cosa no quita la otra.

Y, además de la irresponsabilidad, me llama la atención la torpeza tanto de asistentes como de organización de los locales, que permiten que se suban vídeos y fotos a las redes que son evidencia de este descontrol. No es casualidad que, en una semana, haya sido testigo de una veintena de contagios solo en mi círculo. Torpes e irresponsables que no sabemos aún por dónde nos van a salir.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios