Análisis

MANIFIESTO POR LA CULTURA, POR EL VILLAMARTA: POR JEREZ

La acción ciudadana en pro del Villamarta se dotará de forma jurídica y estabilidad tras las elecciones municipales

Desde hace unos meses, la ciudadanía viene asistiendo, no sin cierta perplejidad, a una serie de declaraciones de nuestros responsables políticos en las que se descalificaba la gestión y actividad del Teatro Villamarta, lo que ha provocado que un cierto sector se haya sentido concernido como para movilizarse y pronunciarse, por medio de un Manifiesto, sobre la principal institución cultural de la ciudad. En las mencionadas declaraciones, se observa con preocupación una alarmante pérdida de conciencia de lo que significa el proyecto del mencionado teatro para la ciudad. ¿O es, sencillamente, desconocimiento? No debiera existir tal ignorancia en tanto la mayoría de los grupos políticos representados en el ayuntamiento forman parte, a su vez, del Patronato de la Fundación (Fundarte) que gestiona nuestro coliseo y deben, por tanto, tener acceso a los datos de su financiación, gestión y actividades. Aunque, como es sabido, no se puede apreciar ni querer aquello que se desconoce y, salvo alguna contada excepción, no ha sido ni es cualidad de nuestros regidores el seguimiento de la programación del teatro ni la asistencia a los espectáculos que la conforman.

Tanto en reuniones celebradas entre los propios firmantes del Manifiesto como en las mantenidas con representantes del tejido económico de la ciudad (Cámara de Comercio, Asociación Empresarial de Hostelería), se ha podido constatar la importancia que tiene el proyecto del teatro —con el Centro Lírico del Sur y el Festival de Jerez como ejes fundamentales— para una proyección de prestigio de la ciudad en España y en el mundo, así como su positiva incidencia en la actividad económica de la ciudad, por no citar su relevancia en la formación cultural de su ciudadanía. De igual forma, se han podido contrastar los datos que demuestran que el Villamarta no está mal gestionado, sino, lamentablemente, muy mal financiado. Por todo ello, los firmantes del Manifiesto “Por la cultura, por el Villamarta: por Jerez”, una vez pasado el proceso electoral que hoy concluye, nos proponemos poner en marcha un proceso que permita dar forma jurídica estable a esta acción ciudadana sobre la base de las siguientes premisas:

1. La cultura es la creación más singular del género humano: nos desarrolla como individuos y nos cohesiona como miembros de una comunidad.

2. Reivindicamos su pleno reconocimiento como tal y su radical diferenciación del mero entretenimiento o reclamo turístico.

3. Las Administraciones tienen la obligación constitucional de financiar suficientemente la cultura, entendida como derecho fundamental de los ciudadanos.

4. Requerimos a los poderes públicos para que realicen la inversión necesaria que garantice su adecuado funcionamiento como servicio público.

5. Desde 1989, el Teatro Villamarta ha venido asumiendo la práctica globalidad del proyecto escénico-musical de Jerez, atendiendo a las necesidades de la ciudadanía y posicionándose como empresa cultural y como escaparate de prestigio para la promoción de Jerez.

6. Apostamos por un decidido impulso público a este estatus y convocamos al sector privado para que colabore con tal fin.

7. En contraste con su liderazgo, la financiación municipal del Villamarta ha ido en continua regresión, hasta el punto de que la aportación que hoy recibe del Ayuntamiento significa apenas el 40 % de la que percibía en 1997; lo que condena su modelo a un déficit estructural inevitable.

8. Exigimos la aportación municipal necesaria para la consolidación del modelo, pasando de los 6 € por habitante y año actuales a los 10 € per cápita (83 céntimos al mes por jerezano).

9. Solo una inversión suficiente en el actual modelo del Villamarta y el compromiso de los jerezanos con “su” teatro garantizarán su persistencia como vivero de artistas, creadores y colectivos locales surgidos a su amparo, su permanencia como factor de desarrollo económico y su pervivencia como imagen positiva de Jerez, con la mira puesta en el ilusionante objetivo de la Capitalidad Cultural en 2031.

10. Animamos y exhortamos a este esfuerzo estratégico colectivo que, indubitablemente, contribuirá al desarrollo pleno de Jerez y al bienestar de sus ciudadanos.

Luis Álvarez Sastre. Músico. Erregiñe Arrotza Gil. Coralista. Maria Paz Barbero. Restauradora de arte. Manuel Bajo Arenas. Catedrático UA Madrid. Joan Cabero. Tenor y director de coro. Clara Cantero. Presidenta del Coro del Teatro Villamarta. David Carpio. Cantaor. José María Castaño. Los caminos del cante. José Castaño Rubiales. Jubilado. José Castillo. Profesor. Pepe Contreras. Periodista. José Enrique Cosano Montero. Médico. Paco Domouso. Jubilado. Antonio El Pipa. Bailaor y coreógrafo. Joaquín Fernández Covarrubias. Exsecretario General Diputación de Cádiz. Maribel Fernández Matilla. Jubilada de la enseñanza. Agustín García Lázaro. Profesor. María José García Méndez. Jubilada de la enseñanza. José Manuel García Pelayo. Director de Estudios La Bodega. Angelita Gómez. Bailaora y maestra de baile. Manuel González Fustegueras. Arquitecto y urbanista. Sebastián González Bernal. Exdirector de Hoteles Barceló. Juan Ángel González de la Calle. Pintor. Miguel González Márquez. Historiador y antropólogo. Máriam Guerra. Soprano. José Ramón Hernández Bellido. Compositor y director del Conservatorio Joaquín Villatoro. Francisco Javier Izquierdo Carrasco. Jubilado. Ismael Jordi. Tenor. David Lagos. Cantaor. Santiago Lara. Guitarrista y compositor. Mariano León Moreno. Exconcejal y exdiputado provincial de Cultura. Fermín Lobatón. Crítico y escritor. Paco Lobatón. Periodista. Presidente de la Fundación QSD Global. Emelina López. Cantante y profesora. Paco López. Director de escena y gestor cultural. Joaquín López Bustamante. Escritor y periodista. Araceli Marcos. Profesora. Carlos Merino. Percusionista. Juan Antonio Mejías Salgado. Marino mercante y promotor inmobiliario. Javier Muñoz. Restaurante La Carboná. Mario Naranjo. Artes plásticas. Rafael Navas. Periodista. Maribel Ortega. Soprano. José María Palacios de Vera. Catedrático Emérito. Josefa Parra. Poeta y directora de la Fundación Caballero Bonald. Juan Luis Pérez. Director de orquesta y profesor. Matilde Pérez Baz. Jubilada de la enseñanza. Luis Pérez Rodríguez. Catedrático y fundador Bodegas Luis Pérez. Willy Pérez. Enólogo y director Bodegas Luis Pérez. Pilar Piris Pinilla. Pedagoga musical. Antonio Reyes. Profesor. Alfonso Rodríguez. Fundador Alfonso Catering. José Manuel Rodríguez. Federación de Peñas Flamencas de Jerez. Cristina Romero Tizón. Músico. Juan Alfonso Romero. Director de IFI. Mercedes Ruiz. Bailaora y coreógrafa. Manuel Ruiz Ortega. Catedrático U Barcelona. Juan Manuel Sáinz Peña. Narrador. César Saldaña. Economista. Luis Salido Freire. Jubilado. Daniel Salo. AEC. Director de cine y director de fotografía. Javier Sánchez Rojas. Empresario. Cristóbal Serna. Librero. Clara Traverso Blanco. Doctora en Medicina Jubilada. Covadonga Traverso Blanco. Funcionária jubilada. Margarita Traverso Blanco. Auxiliar Administrativo. Jesús Trujillo. Productor y crítico musical. (RNE). Paco Valenzuela. Médico e investigador. José Manuel Vega Pérez. Catedrático U de Sevilla. Juan Luis Vega. Exdirector de Marketing y Comunicación de González Byass.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios