En los últimos tiempos todo se reduce a algún color. Tanto que están tornándose en representantes para dar constancia de las cosas, las situaciones o las personas. Cada previsión meteorológica es una paleta de colores y este verano se ha comprobado con una alta gama de colores calientes. Los fríos quedan para el invierno. En los mapas del tiempo el sol siempre es amarillo y el agua suele ser azul, pero ahora, con esto de las nuevas tecnologías aplicadas a la información digital de los telediarios nuestra zona ha estado más roja que nunca. No ha habido días que, de Despeñaperros para abajo, no estuviera pincelado con los colores rojigualdos y los anaranjados a pesar de que la bandera andaluza vaya por otros derroteros cromáticos y los naranjos que tenemos aún no son preponderantes respecto a la uva de nuestras viñas. Ahora ya nos iremos definiendo por mapas más otoñales, más grises y azulados. Pero por paralelismos, los mapas del tiempo son una metáfora de los colores políticos de un país en busca de presidencia que no acaba de encajar los colores azules o granates ni es capaz de definir si el amarillo o el morado pintan algo en el espectro o si otros matices que van por su cuenta o se quieren independizar de la cromatografía básica tendrán su importancia. Las alertas se están convirtiendo en las protagonistas de la información meteorológica en todo el país. Sean por calores extremos o por borrascas inundantes. Es lo mismo que los colores de los gráficos de los resultados de las elecciones o los diagramas de barras o los quesitos de las diferentes corporaciones, parlamentos o congresos. Las alertas se plantean cuando es más importante rellenar colores que forzar la verdadera causa de esos gráficos. Pero lo de las banderas se está decolorando porque se está deteriorando el verdadero valor de los trapos. Y entre los trapos sucios, los avisos de alertas, las alertas sin sentido y las no dimisiones de los colores andamos a la deriva.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios