Análisis

Juan alfonso romero

¿Tendrá el mercado capacidad para absorber?

Realmente hay una sobreprogramación cultural en la provincia de Cádiz que afectará a todos y por consiguiente a Jerez. Ejecutar programaciones potentes en un escenario de incertidumbre es más que arriesgado pero necesario en el caso de Jerez. La clave y el gran valor de esta firme apuesta radica en la aportación justificada en forma de apoyo y ayuda a un sector muy tocado que no consigue levantar cabeza desde que empezó la pandemia. La programación cultural que hacen las distintas administraciones y entre ellas la más potente en Jerez por parte del Ayuntamiento es vital para el sector de los artistas, técnicos, comunicación, creadores, productores, y la industria directa e indirecta entre ellas la hostelería. Está justificada porque inyecta recursos y da trabajo a muchas familias. En muchas ocasiones lamentamos los destinos que sufren los dineros públicos como por ejemplo pagar sueldos a verdaderos inútiles que engordan las listas de colocaciones de asesores a dedo. Esto si que es innecesario y evitable, es improductivo además de suponer un absoluto desprecio hacia los que tienen carencias de todo tipo porque no tienen trabajo.

Es cierto que hay sobreprogramación en la provincia de Cádiz (y fuera de ella) y esto afecta a la capacidad de absorber las ofertas por parte del mercado. Por un lado en lo económico, porque no todo el mundo tiene un alto presupuesto para asistir a todos los espectáculos. Por otro lado el tiempo, que hace inviable estar en un sitio y en el otro a la misma vez. La oferta ha aumentado también en comparación a otros años y es muy posible que haya en su interior una sana intención de recuperar los tiempos que se fueron y sobre todo la intención de animar, celebrar y dar por terminada la pandemia, algo que no ha ocurrido todavía de momento.

Se han puesto en marcha multitud de propuestas como si el virus ya hubiera pasado pero en realidad no hemos salido del atolladero y ese desfase se va notar. Con un factor muy positivo que se está ayudando a muchos artistas, profesionales de muchos sectores y a muchas familias. Pero la desviación de resultados de asistencia de publico se va a notar en muchos espectáculos porque no hay suficiente turismo, porque todavía persiste el miedo y la tendencia de contagio no desaparece. El precio puede ser otra barrera de entrada. Quizás si el precio buscara más un publico local o provincial con clara visión al volumen de venta podría ayudar. Todo esto sabiendo que hay un publico que nunca paga porque está mal acostumbrado. En la política de precios se podría ser más agresivo destinando potentes ofertas y descuentos.

Y la promoción y publicidad... No te digo nada... Producto, precio, promoción, publicidad: estas cuatro 'P' siempre deben ir en consonancia y con la misma fuerza. Se antoja un final de julio y mes de agosto intenso en este sentido y habrá que gestionar con diligencia alineando recursos capacidades, analizar desviaciones y aplicar medidas correctoras a tiempo porque lo mejor todavía esta por llegar en un entorno de próximas citas como 'The Tio Pepe Festival', toda la rica programación del Ayuntamiento de Jerez y de otras muchas organizaciones publicas y privadas como el Hotel Maria Luisa, Fundador, Jueves Flamencos de Cádiz, el Concert Music de Chiclana -por citar algunos- y el de todas las poblaciones en la sierra y en la costa.

¿Será capaz de absorber el mercado algo que se preparó como si hubiera pasado la pandemia ? Lo más importante que despeja toda duda: toda esta programación es fruto de las ganas de vivir, de ayudar y de salvar un sector muy tocado..., demasiado. "Hablemos bien del caballo" y vaya usté condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios