Yendo al grano

Víctor Cantero

Cajasol no entra al trapo de las fusiones

TRAS la cacareada unión de Cajasur y Unicaja no se cansan las voces de los políticos andaluces, dígase Sr. Pizarro, en insistir en lo conveniente que sería para la economía de nuestra tierra que Cajasol se sumase al carro de las fusiones….y todo ello para fortalecer el sistema financiero andaluz. Me extraña que tanta insistencia proceda de los políticos, pues en las calles de Jerez no se escuchan comentarios a favor de esta iniciativa. Por ello la pregunta es obvia, además de a las entidades financiaras preocupadas por su propia supervivencia, ¿a quienes más les sigue quitando el sueño lo de lograr una gran Caja para Andalucía? Son los políticos y no los pequeños ahorradores los que luchan a brazo partido por mandar en los Consejos de Administración de las Cajas de Ahorro andaluzas y españolas….pues el dinero y el poder van siempre de la mano, mientras que a los pensionistas, asalariados o amas de casa lo que nos importa de verdad es recibir un servicio de calidad cada vez que acudimos a nuestra oficina de confianza. Nadie puede nadar contracorriente, y si las fusiones llegan que sea para bien, no para que las entidades fusionadas se diluyan y pierdan sus señas de identidad. La tradición, el prestigio y la solera de una firma de ahorro no se logra por contar un volumen mayor de depósitos o por lograr que Caja Madrid o La Caixa crezcan menos en nuestro suelo que lo que lo están haciendo. Cajasol ha tenido y sigue teniendo una clara vinculación con la ciudad de Jerez y no puede renunciar, en aras de la expansión comercial, a su vocación de servicio a nuestra ciudadanía. Porque es justo el trato humano, distendido, atento, cordial y correcto con cada cliente lo que hace las oficinas de ahorro se afiancen como servicios públicos a la comunidad, y no como despachos dedicados al lucro y a la consecución de beneficios monetarios incluso por encima de las necesidades personales de quienes acudimos a ellos. Vamos a comprobar cómo se desarrollan los acontecimientos tras el parón estival, pero dado que cada día son más frecuentes las consultas populares, no estaría de más que Cajasol pensase en realizar una buena campaña explicativa sobre los pros y los contras de su posible anexión a otras entidades, y que de paso realizase un sondeo en condiciones entre sus clientes más veteranos sobre la cuestión.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios