Programación Guía completa del Gran Premio de Motociclismo en Jerez

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

La Junta está en marcha

Cuando aún no han pasado 100 días, la actividad del Gobierno andaluz ha sido intensa y cumple con lo prometido.

Es una costumbre democrática, que no ley, no juzgar a un nuevo gobierno hasta los 100 días de su toma de posesión. Es un plazo razonable, porque lo habitual es que se elijan por 4 años, o sea por 1.461 días, incluido el año bisiesto. Aquí, en Andalucía, ya ha habido quien ha criticado por su inacción al nuevo gobierno del PP y Cs, sin haberse cumplido la mitad del plazo de cortesía, cuando, además, el Parlamento se constituyó a fines de diciembre y el nuevo Gobierno no se nombró hasta fines de enero.

Aún así había alguna preocupación entre los que habían votado a los partidos que formaron Gobierno, que deseaban el anuncio de medidas que fuesen señal de que existía un nuevo Ejecutivo. Pero, al día de hoy, cuando ni siquiera han pasado los 100 días, resulta que la actividad del nuevo gobierno ha sido intensa y cumple con lo prometido. En los primeros 75 días de gobierno se han adoptado 17 de las 21 medidas previstas para los famosos 100 días, hasta el punto de que los periódicos del Grupo Joly, titulan que el nuevo Gobierno de la Junta ha impulsado una promesa cada 4 días. Las que quedan, como RTVA, la simplificación normativa y administrativa, el acuerdo para combatir la violencia de género y la mejora de las políticas migratorias, por su complejidad, necesitan de más reflexión. Pero está en marcha un anteproyecto de ley de ayudas a las familias para mujeres embarazadas con hijos o que tengan dificultades en sus embarazos. También destaca la educación gratuita para niños de 0 a 3 años y ayudas a embarazadas que no desean abortar. El nuevo Gobierno anuncia que además de cumplir la Ley de Memoria Histórica, impulsará una Ley de Concordia que cualquiera ve deseable ante el clima de venganza y rencor que algunos han resucitado. Entre las medidas de ahorro destaca la reducción de 51 altos cargos que eran eventuales.

La medida estrella ha sido la práctica desaparición del Impuesto de Sucesiones y Donaciones para los parientes en primer grado. Ya el gobierno del PSOE había subido el mínimo exento para ese grado hasta el millón de euros, por exigencia de Ciudadanos en la investidura de Susana Díaz, y ahora se suprime el de donaciones a favor de los hijos, ya desaparecido en las autonomías gobernadas por el PP y que daba lugar a la injusticia: si uno tenía hijos en Madrid, podía donarles una cantidad para ayuda en la compra de su vivienda, pero era prohibitivo hacerlo si esos hijos vivían en Andalucía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios