Opinión

Pepe Marín

Sombras y luces flamencas 40 años después

ME habría gustado dar comienzo a este comentario empezando por las luces; pero a fin de atenerme a un orden cronológico en fechas he de optar por las sombras en primer lugar y referirme a las luces flamencas en una segunda parte o mitad. Claro que ambos conforman los dos acontecimientos de los que este año –próximos septiembre y octubre-, se cumplirán los cuarenta de que acontecieran. El primero de los temas a abordar tiene un protagonista: Fernando Fernández Monje “Terremoto de Jerez“, fallecido el día 6 de septiembre de 1981. El segundo apartado, el referido a las luces, se centra en el alumbramiento el mes de octubre del citado año de la peña flamenca “Tío José de Paula”, en el número 11 de la jerezanísima calle Merced, en cuyo domicilio permaneció hasta 2006 en que pasó a residir al número 13 de dicha calle en donde felizmente continúa. Se cumplían con el traslado los 25 años de su existencia.

Como queda reseñado, el 6 de septiembre de 1981 Fernando Terremoto nos decía definitivamente adiós. El poeta arcense Antonio Murciano escribió, en su romance titulado “Carta abierta a Fernando Terremoto por el cielo de Jerez”, lo siguiente: “te fuiste sin despedirte/sin darnos tu adiós postrero”. Así fue pues, Fernando Terremoto falleció en la mañana del 6 de septiembre de 1981, a los 47 años de edad, después de haber actuado en la noche del día 5 en la ciudad de Ronda, “la de los toreros machos en decir de Villalón”, tras haber compartido cartel en la del día 4 con “Chocolate”, “Agujetas” y Santiago Donday en la Plaza de Toros de Jerez como protagonistas entre otras figuras en uno de los Viernes Flamencos organizados por Manuel Morao.

Cuentan quienes le acompañaron hasta la ciudad del Tajo, a fin de tomar parte en el XIII Festival de Cante Grande, que Fernando se sintió mal a la ida y mal a la vuelta; así, en las primeras horas del día 6 entregó su alma al Altísimo y el 7, en medio de un calor sofocante y acompañado por un impresionante gentío, fue llevado su cuerpo sin vida al Cementerio de Nuestra Señora de la Merced en donde recibió cristiana sepultura y en donde hoy puede contemplarse el mausoleo que lo recuerda. Dos meses después, el 6 de noviembre de 1981, la Cátedra de Flamencología convocó una sesión literaria en la que tomamos parte compañeros de los medios de comunicación, miembros de peñas flamencas y numerosos poetas. Con todos los trabajos que se dieron a conocer en dicha jornada fue editado, por la propia Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces, el libro titulado “Memoria de Terremoto”, con el que se iniciaba una colección popular de libros de bolsillo en cuya contraportada aparece la reproducción de un óleo original del jerezano Gutiérrez Montiel en un gesto cantaor del santiaguero.

Aprovecho la ocasión para lanzar un órdago a la actual dirección de la Cátedra de Flamencología de Jerez con el fin de que se pudiera recuperar la citada colección interrumpida nada más nacer y para definitivamente, ir de la mano de la felizmente recuperada Revista de Flamencología. Quiero cerrar este primer apartado reseñando la lista de premios con los que la Cátedra honró a Fernando Fernández Monje “Terremoto de Jerez”. Premio Nacional en 1965; Copa Jerez e insignia de caballero cabal de la “Orden Jonda”, en 1968; Premio “El Gloria”, 1972. Algunas distinciones, según tengo sabido van a ser recuperadas por la actual y entusiasta nueva junta rectora del referido ente flamenco.

Las luces empezaron a iluminar el domicilio social de la peña flamenca “Tío José de Paula” –número 11 de la calle Merced”- en octubre de 1981 y, continúan iluminando el número 13 de la citada calle por lo que, desde su constitución van a cumplirse el venidero mes de octubre los 40 años de pervivencia, por lo que, según mis noticias, la entidad que en la actualidad preside Joaquín Fernández Soto tiene el proyecto de celebrar con todos los pronunciamientos dicha efeméride.

No será la celebración de sus Bodas de Oro –faltan diez años para llegar a esa fecha-, las de Plata se conmemoraron con fastos flamencos de primer orden, incluso con la publicación de un ejemplar compilador de lo acontecido dentro y fuera de sus domicilios sociales, reseñando los nombres de su primera junta directiva, presidida que estuvo por Manuel Molina Roldán. En el acto inaugural, el 30 de octubre del citado 1981 ofrecieron un recital Lorenzo Gálvez “Ripoll” y Juan Parrilla, interviniendo como madrina del referido acto inaugural Carmen Rodríguez Mena, la popular “Toti”, acreditada ceramista. De lo programado por las diversas juntas directivas de la popular peña flamenca asentada en el corazón del barrio de Santiago quiero resaltar sus zambombas –dentro y fuera de su sede social-, los homenajes y recuerdos a “El Gloria”, “Sordera”, “Chocolate”, “Tío Borrico”, Rafael del Águila, Luís de la Pica, Curro de la Morena, Manuel Fernández “Sernita”, “Tía Anica”, “Tía Juana”, imposición Insignias de Oro a numerosas figuras del cante, el bale y el toque así como a personalidades vinculadas al mundo bodeguero.

La peña “Tío José de Paula” ha entregado Placas Conmemorativas a quienes han sido sus presidentes, ha contado en todo momento con la inestimable colaboración del popular y aplaudido grupo conocido como “Las Mujeres de la Peña”, viene convocando anualmente los programas “Otoños Flamencos,” “Cursos de Enseñanza del Cante Flamenco” y otros acontecimientos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios