Hace cuatro años escuché a un experto decir que la nueva Era Digital no era una época de cambios, sino un cambio de Era que avanzaba a velocidad de crucero. Según exponía en un curso en el Escorial, el ritmo era tan vertiginoso que era imposible legislar al mismo tiempo, lo que hacía presagiar tiempos difíciles, si no se regulaba con mayor celeridad. Cuatro años después, y pese a las numerosas y poco escuchadas advertencias, el mercado laboral amenaza con convertirse en un campo de batalla si no se saben aprovechar las oportunidades que ofrece la cuarta revolución tecnológica. La irrupción de las nuevas tecnologías ha supuesto un cambio en la manera de trabajar dando paso a un nuevo modelo de negocio en el que las reglas del juego han cambiado.El conflicto del Taxi puede ser sólo la punta del iceberg en una sociedad que es ya digital y que exige adaptar la normativa, en lugar de pasarse la patata caliente de unos a otros. En este nuevo contexto digital, ya es hora también de que los políticos se den cuenta de que la mayor preocupación de empresarios, trabajadores y estudiantes es la digitalización, pues cada vez son más las personas que temen perder su empleo o cerrar su negocio por no haber sabido o no haber podido reinventarse. En un año cargado de citas electorales no estaría mal que los mítines sirvan también para explicar qué se va a hacer para que todos podamos jugar en la misma liga en igualdad de condiciones y sin que nadie se quede fuera.En el caso de la provincia, especialmente castigada por el paro, es vital sumarse al carro de la digitalización. Se calcula que en 2020 unos 800.000 empleos digitales se queden vacantes en nuestro país por falta de conocimientos tecnológicos, muchos de ellos en Cádiz. En China ya han dado a conocer presentadores de telediario virtuales, en Dubai se prueban taxis voladores, Amazón abrió ya su primer supermercado sin personal, en Jerez ya hay gasolineras con máquinas para pagar...Pero están surgiendo otros nuevos empleos. El mundo ha cambiado y no queda más remedio que adaptarse.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios