Lo han denunciado Sindicatos de clase y ONGs, con la crisis una minoría se ha enriquecido de forma escandalosa mientras las personas que perdieron su empleo e incluso su vivienda no ven mejorar su vida ni sus expectativas de futuro. Hemos tenido un ejemplo palmario, una pareja con dos niñas terminaba, tras un largo ciclo de precariedad y paro, siendo lanzada de la vivienda que ocupaban. La vivienda había sido de su propiedad hasta que fueron desposeídos por Bankia al no poder pagar algunas mensualidades de la hipoteca. No deberíamos olvidar que estos bancos, y de forma muy significada Bankia, fueron rescatados con 60 mil millones públicos. Los mismos no devuelven esos fondos y son incapaces de dar un respiro a sus víctimas.

Ayer mismo se hizo público un informe que indica que un 56% de la ciudadanía de Jerez se encuentra en riesgo de pobreza energética, es decir, no puede cubrir sus necesidades mínimas de calefacción, mientras sufrimos los precios por electricidad más caros de Europa con estratosféricos beneficios para la industria eléctrica que como monopolios privados nos chantajea. No es justo ni razonable que algunos pretendan hacer cargar con la responsabilidad a los Servicios Sociales Municipales que sin herramientas legales ni recursos suficientes solo tratan de paliar este "dolor social y económico". No voy a negarlo, siento vergüenza cuando con este panorama algunos nos embarcan en guerras de banderitas. Debería avergonzarnos que nacionalistas de uno u otro sitio hayan bloqueado unos presupuestos que trataban de reequiibrar estas situaciones. Nos debería dar vergüenza que el Gobierno Andaluz se guarde y oculte sus cuentas y pretensiones políticas para después de las elecciones de mayo. Entonces quizás nos digan, como hizo el flamante Consejero de Economía, que ellos en campaña electoral lo que dijeron eran "mentiras piadosas". Siento vergüenza ajena por aquellos que les votaron.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios