Bienteveo

Andrés Luis Cañadas

Pacheco y Griñán

LA célebre frase de la gallega Concepción Arenal –“Odia el delito y compadece al delincuente”–, tal vez no sea la más adecuada para ser utilizada hoy, al redactar este artículo pues me molesta tener que aplicar a los dos políticos a los que me refiero el término que concluye dicha máxima, que en sus respectivos casos entiendo que resulta evidentemente injusto porque si el ex alcalde de Jerez; Pedro Pacheco, y el ex ministro y ex presidente de la Junta de Andalucía, con el PSOE, fueron juzgados y condenados, ciertamente lo fueron por errores de carácter político, en un caso por favorecer a dos militantes de su formación en paro y en lo que se refiere a José Antonio Griñán por no intervenir, para cortarlo de raíz, en el caso de los llamados expedientes de regulación de empleo, en los que como quedó demostrado en el dilatado juicio que llevó al banquillo de los acusados a numerosos dirigentes socialistas de la Junta de Andalucía, se gastó una considerable suma millonaria de dinero público, ya que –se ha dicho y repetido– ninguno de los dos se lucró con el dinero empleado en ambos asuntos, aunque uno –Pacheco, que pienso está pagando además aquella incontrolable locuacidad suya– sigue pendiente de que se anule su pena de inhabilitación, pues cárcel y no poca, ya cumplió y pagó además su pena pecuniaria, el otro, condenado a prisión, según ha reconocido un experto forense, padece una grave enfermedad y el tratamiento de la misma se considera inviable con su reclusión en un presidio…

Mientras tanto, los independentistas catalanes, han visto rebajadas sus condenas al modificarse la pena para los delitos de Sedición y de Malversación y en cuanto a los miembros de la banda terrorista ETA, se han adoptado medidas que les ha permitido, incluso a quienes fueron condenados por delitos de sangre, participar de la vida política en el País Vasco lo cual supone, sin duda un claro agravio con los dos políticos andaluces y muy especialmente con quién fuera Alcalde jerezano.

Por eso, nuevamente, se ha activado una plataforma que trata de recordar como Pacheco, ya digo, cumplió pena de cárcel y saldó, con la venta de un bien inmobiliario la condena pecuniaria que se le impuso en el juicio celebrado por su caso y ante la grave enfermedad de quién fuera Presidente de la Junta, quién se ha posicionado muy claramente para mostrar su desacuerdo de que ingrese de forma inmediata en la cárcel ha sido y eso le honra, el actual titular de dicha Junta, el popular Moreno Bonilla.

No valen y no deberían valer en el futuro, a pesar de la sórdida lucha que de manera continua libran los socialistas y sus socios e igualmente el Partido Popular; al que sistemáticamente trata la izquierda y todas sus extensiones de que aparezca cogido del brazo con Vox para descalificarle; la falta de consideración y la obcecación con el adversario, que es precisamente un rival y no un enemigo…

Pero vayamos a lo que vamos, Pacheco y Griñán merecen la gracia del indulto y esta no debería demorarse.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios