La Crestería

Manuel Sotelino

Tres votos en blanco

La semana recién acabada ha pasado por la elección de José Manuel García Cordero como nuevo presidente de la Unión de Hermandades. Una votación donde el pleno lo tuvo lo suficientemente claro como para sacar a uno de los tres candidatos adelante en tan solo dos votaciones.

Veintiséis fueron los votos para ‘Nene’ y diecinueve para Antonio Yesa. El ‘Chapa’ en una primera vuelta recogió cuatro votos que se repartieron en tres para García Cordero y uno para Yesa. Todo hasta aquí bastante claro.

Sin embargo, poco se ha dicho sobre los tres votos en blanco que hubo en el recuento. No se trata ahora de saber quiénes fueron los que metieron la papeleta blanca en la urna. Eso es lo de menos. Pero sí cabe reflexionar sobre el sentido de estos tres votos. Un voto en blanco hubiera tenido sentido si hubiera sido un solo candidato. Pero con tres aspirantes con tres proyectos y tres equipos distintos, se hace complicado qué sentido tiene un voto de estas características. En blanco se vota para decir que ninguna de las opciones me convence. Pero si no convence ninguna, ¿quién lleva entonces la barca atracada en Curtidores? Da la sensación de que son tres votos que lo mismo les da ocho que ochenta. Que en cierta forma pasan de lo que pueda ocurrir en el órgano que representa a las hermandades. Y si este ha sido el sentido, ¿para qué seguir formando parte de una institución de la que poco o nada te interesa?

Tres eran tres y fueron blancos como el nácar. Votos con intenciones complicadas de entender. Sufragios que poco o nada hubieran decidido porque en el caso de que hubieran caído en la saco de Yesa tampoco hubieran cambiado el sentido de la balanza. Tres votos posiblemente perdidos. Ya no solo porque no valieron de nada, sino también perdidos porque parece que no hubo conciencia de lo que se estaba votando. A ver, cuando llegue el reparto, si también se mantienen en blanco y dejan pasar la ‘mortelá’ que les corresponde por los palcos y sillas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios