Yendo al grano

Víctor Cantero

Muy interesante

Y provechoso, de este modo podríamos calificar el contenido y las actividades desarrolladas por el XII Congreso de la Fundación Caballero Bonald. Por ello, y antes de nada, vayan nuestras felicitaciones para el CEP (Centro de Profesorado de Jerez) y la citada Fundación, como responsables de la organización del evento. Y no es mera casualidad que la temática de esta edición se haya centrado en 'cómo enseñar la Literatura' para que el interés suscitado por esta convocatoria anual entre el colectivo docente haya sido mayor en esta ocasión que en las precedentes. Hacía tiempo que los profesionales de las letras estábamos deseando contar con una oportunidad para tomar el pulso a los distintos enfoques, a las diversas metodologías y experiencias relacionadas con el hecho de enseñar Literatura en las aulas.

El acierto en la elección del tema y la cuidada selección de los ponentes ha contribuido a que el público asistente se haya sentido atraído por la exposición de unos contenidos que afectan de lleno a su práctica profesional. Si a ello sumamos el contraste de opiniones, el debate, el intercambio de puntos de vista, la toma de posiciones y las preguntas que al hilo de las intervenciones han ido surgiendo, se puede afirmar que cuando los asuntos tratados en Congresos, tan veteranos como el aquí aludido, resultan cercanos al los congresistas, el éxito está asegurado. Por ello es de aplaudir el tino de los organizadores al proponer una temática con gancho y cercana a los destinatarios.

Hacer viva la literatura, lograr que los textos salten de los libros y estimulen la imaginación de nuestros alumnos no es tarea fácil. No es suficiente con el logro de la recreación del marco espacio-temporal en el que ocurrieron los hechos contados por el escritor, ahora se trata de filtrarlos, de traducir las vivencias que nos transmiten al tiempo vital de nuestros jóvenes. Singular empeño, pues crear el hábito de la lectura reflexiva y lograr que los adolescentes saquen partido de lo que leen y puedan aplicarlo a sus vidas, no resulta empresa fácil. Qué cierto es el dicho: "todo está en libros", pero un poco más en los dedicados a la obra literaria de los más ilustres e influyentes autores que en el mundo han sido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios